Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nueva York, Estados Unidos

Salvadoreños sufren por descomunal atasco durante tormenta de nieve

Un compatriota narra la odisea de ocho horas que vivió ayer al regresar a su casa en Long Island desde Manhattan. El congestionamiento impedía la limpieza de las vías.

Salvadoreños sufren por descomunal atasco durante tormenta de nieve

Salvadoreños sufren por descomunal atasco durante tormenta de nieve

Salvadoreños sufren por descomunal atasco durante tormenta de nieve

Por tercera vez en 2014, gran parte de la costa Este de Estados Unidos fue azotada por una tormenta de nieve de grandes proporciones.

Apenas dos semanas después que un inusual vórtice polar hizo caer el mercurio hasta -20° centígrados, la tormenta invernal Janus depositó hasta 15 pulgadas de nieve en algunas zonas..

Tanto Nueva Jersey como Nueva York, con grandes poblaciones de salvadoreños, fueron declarados en estado de emergencia el mismo martes; en el estado jardín de hecho las clases fueron canceladas o los estudiantes fueron despachados más temprano. Además cientos de vuelos fueron cancelados en los aeropuertos Newark, JFK y Laguardia.

Como cientos de miles de habitantes del área, muchos compatriotas sufrieron atrasos especialmente para regresar a casa. El servicio de trenes no experimentó mayores cambios, pero los atascos del tránsito fueron descomunales, especialmente para aquellos que trabajan en Manhattan y viven en los suburbios.

Los llamados del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, quien pidió a los conductores permanecer fuera de las vías, chocaron con la realidad: miles de personas emprendieron el retorno a sus hogares antes de lo usual, complicando la limpieza de las vías; esto mientras la tormenta descargaba toda su potencia.

De acuerdo con reportes meteorológicos, la tormenta rompió récord de acumulación en varios puntos como Central Park (7.6) e Islip; áreas de Nueva Jersey como Jersey City registraron 10 pulgadas, Newark 7.9 y Elizabeth 11, reportó NBC New York.

Geovani Mata es un compatriota que reside en Brentwood, Long Island. La sede central de su oficina está en Manhattan y justo ayer martes fue llamado a una reunión importante. Junto a un colega emprendieron el retorno a Long Island poco después del mediodía, 43 millas que sin tráfico se logra en 1 hora y 10 minutos; con tráfico pesado, el doble. Pero lo que ellos vivieron fue una verdadera pesadilla.

El primer tramo recorrido fue en la salida 8, que del Franklin D. Roosevelt Expressway (FDR) conecta con el Midtown Tunnel; éste a su vez conecta con el Queens-Long Island con Manhattan. Luego, hicieron unas fotografías aproximadamente a las 2:30 de la tarde cuando se encontraban en la calle 34 y el FDR. Pero el tramo más doloroso fue el 495 E, la vía que conecta Manhattan con Long Island. Allí estuvieron, a vuelta de rueda, por casi seis horas.

"No podíamos detenernos. Sólo lo hicimos un par de veces para tratar de descongelar las escobillas del parabrisas. Parar por cinco minutos implica perder 40", dijo exhausto.

El congestionamiento era cada vez mayor, lo cual impedía el trabajo de los camiones con palas y sal. "Fue una gran odisea. Nunca me había pasado algo así", añade.

Otro compatriota, Omar Morales, compartió vía Facebook videos y fotos del congestionamiento de más de tres horas de regreso a casa, en Staten Island, desde Nueva Jersey. Hoy en la madrugada hizo el recorrido inverso, pero indicó que las calles estaban bastante limpias.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación