Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.

Salvadoreños en Nueva Jersey mantienen la devoción al Divino Salvador del Mundo

Pese a estar lejos de su país, los compatriotas continúan con la tradición religiosa y participan en una misa en la Catedral Basílica del Sagrado Corazón de Newark

Salvadoreños en Nueva Jersey participaron en la misa en honor del Divino Salvador del Mundo.

Salvadoreños en Nueva Jersey participaron en la misa en honor del Divino Salvador del Mundo.

Salvadoreños en Nueva Jersey participaron en la misa en honor del Divino Salvador del Mundo.

"El deseo de superación que tienen todos los salvadoreños para salir de todas sus dificultades, tanto allá en El Salvador como acá en Estados Unidos los acerca al reino de Dios", fueron algunas de las palabras que el padre Kevin Kelly mencionara en su sermón, en el marco de la misa, que en honor al Divino Salvador del Mundo se realiza todos los años en Newark, Nueva Jersey.

La misa que iniciara a la 6: 00 p.m., fue presidida además por el Obispo Auxiliar de Newark, Monseñor Manuel Cruz, de nacionalidad cubana, pero muy identificado con la comunidad salvadoreña local, especialmente porque uno de sus más cercanos colaboradores es el sacerdote salvadoreño, Padre Mino Chicas, quien se preocupa mucho por mantener viva la fe católica entre sus paisanos.

La actividad que se realiza en la Catedral Basílica del Sagrado Corazón de Newark, uno de los mejores templos católicos del estado Jardín, contó con la participación del personal de la sede consular de ese estado, dirigentes comunitarios y miembros de la comunidad salvadoreña de la zona en general, en una cantidad mayor que los años anteriores.

"Los salvadoreños son gente trabajadora y generosa, dos cualidades que nuestro padre celestial siempre ve con buenos ojos, ya que el perdón y la gratitud nos llevan siempre a Dios. Por todo esto es que vamos a seguir con la tradición de la misa en honor al Divino Salvador del Mundo mientras sea posible", comentó el Obispo ante la alegría de los presentes.

Por su parte el padre Mino manifestó sentirse satisfecho de todo lo que se ha logrado hasta la fecha, pues esta celebración sigue creciendo año con año; fue enfático al destacar el esfuerzo que hacen los miembros de la Asociación Nuestra Señora de la Reina de la Paz, quienes se congregan en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Long Island y desde allá llegan en un bus hasta Newark, para ser parte de esta eucaristía.

Además el padre Mino alabó el espíritu solidario del Padre Kevin, quien aunque es originario de Washington DC, indicó que desde que conoció El Salvador por primera vez en el 2005, no ha parado de ir dos o tres veces por año, visitando especialmente el oriente del país; desde la ciudad de San Miguel, o Conchagua, en el departamento de La Unión. Aunque asegura que fue en El Mozote, Morazán, donde dio su primera misa en El Salvador.

Con un español perfecto, pero con el clásico acento estadounidense, el padre Kevin se mostró muy enérgico en el púlpito, lo que cayó muy simpático a la feligresía, especialmente cuando el sacerdote compartió su experiencia de cuando dio una misa en el estadio Barraza de San Miguel y terminó en la grama del estadio para entrar en contacto con los feligreses. Esto puso nostálgicos a muchos seguidores del CD Águila.

Como siempre, después de la misa, todos los presentes se trasladaron a las instalaciones administrativas de la catedral, donde se realiza el convivio de todos los años. Allí aprovechan los organizadores para dar sus palabras de agradecimiento. Hay música y presentaciones en vivo y especialmente comida típica salvadoreña.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación