Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salvadoreño realiza labores de limpieza en áreas afectadas por tormenta "Pax"

Desde hace nueve años, Manuel Escobar trabaja para la ciudad de Woodbridge, en Nueva Jersey. Es parte de las cuadrillas de empleados que batallan por limpiar calles y carreteras de pesadas capas de nieve.

Manuel Escobar es parte de las cuadrillas de empleados que batallan por limpiar calles y carreteras de pesadas capas de nieve.

Manuel Escobar es parte de las cuadrillas de empleados que batallan por limpiar calles y carreteras de pesadas capas de nieve.

Manuel Escobar es parte de las cuadrillas de empleados que batallan por limpiar calles y carreteras de pesadas capas de nieve.

"Yo puedo hacerlo, ¡pero no sé dónde poner esa nieve!". Manuel Escobar accedió a hablar con El Diario de Hoy en la mitad de su jornada de hoy (jueves), mientras esperaba que su camión se llenara con lo que las palas mecánicas habían limpiado en la ruta asignada.

Este compatriota originario de San Miguel, lleva más de nueve años trabajando para la municipalidad de Woodbridge, Nueva Jersey. Primero en el área de sanidad y luego en el mantenimiento de calles y carreteras.

Pese al despliegue noticioso, él considera que el presente es un invierno "normal". Es más, cree que que esta temporada no es peor que la del 2010, cuando las tormentas llegaron a depositar hasta 24 pulgadas de nieve.

"Hoy solo han caído 12 pulgadas", cuenta. Mientras compartía sus impresiones vía telefónica, dialogaba con los propietarios de viviendas que piden ayuda para retirar la gran cantidad de nieve que ha sumado la tormenta "Pax".

A veces, esa misma gente se enoja, cuenta Escobar. Los empleados de la municipalidad tienen rutas asignadas; mientras los residentes de los vecindarios se apresuran a limpiar sus arriates, más tarde pasan los camiones apiladores y lo ensucian todo de nuevo.

"Pax" es la más reciente de una serie de tormentas invernales que han depositado grandes cantidades de nieve en la costa Este de Estados Unidos; precisamente Nueva Jersey ha sido uno de los estados más perjudicados, al punto que las clases en las escuelas han sido suspendidas varios días.

Los noticiarios han destacado varios problemas, además de la suspensión de clases que complica el desarrollo del año escolar: el peligro para los peatones, especialmente adultos mayores, enfermos y niños, ya que la nieve congelada permanece acumulada, sucia, en las cunetas y las esquinas, lo cual complica la movilidad.

Trabajo duro

La rutina de Escobar, como la de muchos trabajadores de la ciudad, gira en torno a las necesidades de limpieza de las 10 ciudades que componen la localidad de Woodbridge. Los motoristas son los primeros convocados, ya que son los encargados de dispersar la sal, remover la nieve y cargar los camiones de volteo; Escobar tiene a cargo una unidad de volteo con capacidad de 30 a 60 toneladas.

Para una tormenta como esta, que comenzó después de medianoche, los trabajadores son llamados a partir de la 1:00 y 2:00 de la madrugada. Si realizan doble jornada, tienen derecho a bonificaciones.

"Es un trabajo difícil, pero hay que hacerlo", explica. Al final, uno se acostumbra, es un trabajo que ni siquiera existe en El Salvador, indica este exalumno del Instituto Migueleño de Comercio.

Los noticieros también han destacado los problemas que muchas localidades han enfrentado debido a que la nieve se ha acumulado en los depósitos.

Escobar explicó que hay máquinas especiales que calientan la nieve y esta se va evaporando paulatinamente.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación