Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nueva York, EE.UU.

Policía busca pistas casa por casa en caso de salvadoreña asesinada en Bay Shore

Todavía no hay arrestos en el caso de la compatriota Milagro Vásquez-Canjura, quien fue asesinada dentro de un vehículo frente a la casa donde vivía. El New York Post reveló que el esposo de la víctima ha estado en prisión

Policía busca pistas casa por casa en caso de salvadoreña asesinada en Bay Shore

Policía busca pistas casa por casa en caso de salvadoreña asesinada en Bay Shore

Policía busca pistas casa por casa en caso de salvadoreña asesinada en Bay Shore

Los oficiales del Tercer Recinto de la Policía están buscando pistas casa por casa en todo el sector sobre el asesinato de la salvadoreña Milagro Vásquez-Canjura, de 31 años, quien tenía seis meses de embarazo.

El hecho que tiene conmocionados a los habitantes de Bay Shore, un asentamiento de salvadoreños en Long Island, Nueva York, sucedió la noche del sábado frente a la casa de la compatriota. Vásquez-Canjura fue hallada muerta al interior de un vehículo, su cuerpo presentaba varias lesiones provocadas con arma de fuego.

El hermano de la víctima, Nelson, confirmó a El Diario de Hoy lo que los medios locales han informado: Milagro fue encontrada por la policía, que respondió a una llamada de emergencia tras un tiroteo poco después de las 8:30 de la noche; ella estaba dentro de un automotor frente a la vía de acceso a su residencia, en Stein Drive, Bay Shore.

Inconsciente, fue trasladada en una ambulancia al Hospital Southside en Bay Shore donde ella y su bebita quien se llamaría Camila -cuya llegada era esperada en diciembre- fueron declaradas muertas, según informó a la prensa el teniente policial de Suffolk, Kevin Beyrer.

El periódico New York Post publicó este lunes una nota donde revela que el esposo de Canjura -identificado a través de la red social como Miguel- ha estado en prisión, aunque no revela desde cuándo ni los motivos. También que la pareja estaba en buenos términos y que el año pasado la víctima perdió una pareja de gemelos.

Según la publicación, una vecina contó que una hora antes del ataque, Canjura le había pedido que le avisara si había llegado el correo ya que esperaba correspondencia de su esposo. "La vecina dijo que Canjura llegó a recoger la correspondencia y no habían pasado más de dos minutos cuando se escucharon los disparos".

Ella recién había llegado a casa -ella vivía en el sótano de la vivienda- después de una reunión con amigas y la futura madrina de su bebé, con quienes planeaban un babyshower.

En los comentarios de sus amistades, destacan que la personalidad de Vásquez-Cajura era dulce, amable y estaba empeñada en ser madre. Vivía en Nueva York desde hace unos ocho años y trabajaba como técnica encargada de la tienda de la empresa de telecomunicaciones Sprint en el Smith Haven Mall, un centro comercial importante de Lake Grove.

El periódico Newsday ilustró la noticia con fotografías donde se ven juguetes y accesorios para bebé en bolsas de basura y amistades colocando velas y flores sobre los vidrios rotos de las ventanas del carro, afuera de la residencia de la señora Vásquez-Canjura.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación