Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

C.A. pide ayuda a EE. UU. ante la crisis migratoria

Honduras propone una iniciativa como el Plan Colombia en el que se asignen fondos para erradicar la emergencia de seguridad

Un grupo de inmigrantes espera a ser procesado dentro de una estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas. Foto EDH/Efe

Un grupo de inmigrantes espera a ser procesado dentro de una estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas. Foto EDH/Efe

Un grupo de inmigrantes espera a ser procesado dentro de una estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas. Foto EDH/Efe

HONDURAS. Centroamérica pidió ayer apoyo a Estados Unidos y México para crear un plan regional que permita abordar de manera conjunta y frenar el creciente aumento de niños que emigran solos a EE. UU. debido a la pobreza y violencia causada por el crimen organizado y el narcotráfico.

"Hay que reconocer que nuestros países no pueden hacerlo solos, aislados, no es suficiente. Esto significa que no se lograrán contener con efectividad los flujos de salida de migrantes en el mediano plazo", dijo el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

El mandatario hondureño inauguró ayer en Tegucigalpa una conferencia internacional sobre la migración infantil a la que asistió el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, entre otros invitados.

Hernández subrayó que los países centroamericanos necesitan "el apoyo de México y Estados Unidos en esta tarea de abordar la migración, porque este es un problema de todos".

Por ello, hizo un "enérgico" llamamiento a Centroamérica, México y EE. UU. para que tomen en el corto plazo "las inevitables decisiones políticas necesarias para abordar y resolver estos problemas de inmediato".

Según Hernández, también es necesario diseñar e implementar una "iniciativa regional" a partir de las experiencias del Plan Colombia (1999) y la Iniciativa Mérida (2007) con el fin de "erradicar la emergencia de seguridad planteada por la localización de las redes del crimen organizado, el narcotráfico y el lavado de activos".

Para tratar la crisis, los gobernantes de Guatemala, Honduras y El Salvador esperan que Estados Unidos confirme la fecha de una reunión en ese país para abordar la situación de los niños migrantes no acompañados, dijo el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén.

"Entiendo que ahora se quiere elevar este tema (de la migración infantil) a nivel del presidente de Estados Unidos (Barack Obama), y nosotros (los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador) estamos mostrando la voluntad de asistir a esa reunión", acotó Sánchez Cerén en San Salvador.

Por su parte, el secretario de la OEA, exhortó a Centroamérica a crear un "plan de acción regional" que permita enfrentar la crisis migratoria de "manera integral".

Insulza subrayó que, de acuerdo con un informe de la agencia de la ONU para los refugiados (Acnur), "sería probable que más del 50 % de estos niños califiquen como refugiados".

Sánchez Cerén expresó que "no podemos ignorar el drama de la migración de niños no acompañados, debemos tratar y abordar el tema, ya que la cantidad de menores que migran es impresionante".

Hernández también pidió a EE. UU. que fije una "política migratoria clara", así como un "programa vasto y de gran alcance de comunicación" para que no dé lugar a desinformación entre los migrantes.

Además, el mandatario salvadoreño pidió a EE. UU. que se garantice un debido proceso para los niños migrantes antes de ser deportados.

"Estamos comprometidos a garantizar que en los Estados Unidos se sigan los procedimientos legales que establece la misma ley de Estados Unidos y, toda vez concluido ese proceso, si no se logra demostrar la ilegalidad, nosotros estamos exigiendo que se le respete el derecho a la reunificación y aquellos que están en forma ilegal, pues pueden ser repatriados", externó.

En ese sentido, la embajadora de EE. UU. en El Salvador, Mari Aponte, respondió que "toda persona que vaya a ser removida de Estados Unidos no se hará sin haber recibido el debido proceso que la ley de Estados Unidos exige. No hay excepciones a esa regla".

Y si bien Hernández reconoció que la violencia, la pobreza y falta de oportunidades son algunas de las razones por las cuales los niños deciden emigran ilegalmente a EE. UU. , también demandó de este país "proteger y acoger debidamente a estos menores". —AGENCIAS.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación