Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Leve impacto de crisis económica en mapa migratorio, según estudio de la OEA

Un promedio de 1.5 millones de latinoamericanos se desplazan cada año de sus países en busca de mejores condiciones de vida

Leve impacto de crisis económica en mapa migratorio, según estudio de la OEA

Leve impacto de crisis económica en mapa migratorio, según estudio de la OEA

Leve impacto de crisis económica en mapa migratorio, según estudio de la OEA

La OEA ha creado un monitoreo de los flujos migratorios en las Américas que resume que en los dos años de estudio hay una tendencia a la movilización a países vecinos con mejores oportunidades de empleo. Un promedio de 1.5 millones de latinoamericanos se desplazan cada año de sus países en busca de mejores condiciones de vida.

Los movimientos migratorios dentro del continente americano y hacia Europa, han entrado en una transformación que estaría motivada por la crisis económica en el viejo mundo y la lenta recuperación de la primera economía del planeta: Estados Unidos.

El informe Migración Internacional en las Américas 2012, presentado en días recientes por la Organización de Estados Americanos (OEA), dice que hay una leve disminución en los flujos migratorios hacia los principales receptores de inmigrantes latinoamericanos Estados Unidos y España e indica que se redujo en unos 310 mil foráneos entre 2008 y 2010 hacia esos países; no obstante, el volumen de desplazamientos siguió a un ritmo de unos 3 millones durante los dos años del muestreo en el continente.

El secretario general José Miguel Insulza, al presentar los resultados de la investigación, encargada al Departamento de Desarrollo Social y Empleo (DDSE) de la OEA y la División de Migración Internacional de la Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo (OCDE), dijo que es importante conocer desde dónde y hacia qué países se están desplazando los ciudadanos de las Américas.

En la mayoría de casos, el traspaso está motivado por la búsqueda de mejores condiciones de vida, por lo que es de imperativa necesidad tener información confiable para generar políticas públicas en los países, explicó el titular de la OEA.

El informe presentado en un documento de 277 páginas en formato de libro con información pormenorizada de los 18 países, donde está incluido El Salvador, también estudia otras variables como los flujos de remesas que están estrechamente conectados con los movimientos migratorios y las conexiones familiares que están entramadas en el problema.

"Los flujos migratorios no han bajado tanto, pero la difícil situación económica en los países receptores como Estados Unidos y España ha tenido como efecto que esos flujos migratorios se muevan hacia países vecinos como país de destino (…) como Argentina, Paraguay, Bolivia, y Perú Chile; Costa Rica, Nicaragua, explicó Insulza.

Sobre El Salvador, la investigación plantea que la tendencia de crecimiento en las expatriaciones de salvadoreños ha mostrado un crecimiento sostenido desde la década de 1970 y que el primer pulso al alza surgió entre los años de 1980 y 1990, condicionado por el conflicto armado.

"Entre los años 80 y 90 ésta se incrementó en 391 mil 864 (307 por ciento respecto a la década anterior). Entre 1990 y 2000 subió a un 400 por ciento, que representa 2 millones, 77 mil 256 que emigraron a otros países", reza el informe sobre El Salvador; además, estima que sólo Estados Unidos albergaría a unos 400 mil connacionales en condición de indocumentados.

A la vez, el estudio plantea que el caso de las deportaciones de salvadoreños ha mostrado también un crecimiento en los últimos años, que coincidiría con el aumento de nacionales que abandonan el país. A diferencia de 10 años atrás, el mayor número de deportados llega por vía terrestre desde Guatemala y México, seguido de los que entran por vía aérea desde EE.UU.

La investigación concluye que el mercado laboral estadounidense, luego de la crisis de 2008 – 2009, el desempleo ha sido más pronunciado para los inmigrantes procedentes de los países latinoamericanos que para los nativos del país y para los inmigrantes de otros regiones del mundo.

El documento consigna que: "Ni siquiera la crisis económica más grave desde la Gran Depresión ha logrado disminuir significativamente los movimientos migratorios, que continúan y que sin duda aumentarán en la medida que los desequilibrios demográficos en los países desarrollados comienzan a hacer sentir con más fuerza sus efectos".

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación