Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno salvadoreño pedirá a Canadá retirar "etiqueta" de terrorista a connacional

El periodista salvadoreño, Oscar Vigil quien llegó a suelo canadiense en 2001 junto a su esposa e hijos podría ser deportado a El Salvador, donde sufrió amenazas por su labor de denuncia

Oscar Vigil (derecha) junto a su familia durante la juramentación como ciudadanos canadienses de su esposa, Carolina Teves, y sus hijos Yarince, Frida y Larissa, por el Teniente Gobernador de Ontario, Honorable David C. Onley.

Oscar Vigil (derecha) junto a su familia durante la juramentación como ciudadanos canadienses de su esposa, Carolina Teves, y sus hijos Yarince, Frida y Larissa, por el Teniente...

Oscar Vigil (derecha) junto a su familia durante la juramentación como ciudadanos canadienses de su esposa, Carolina Teves, y sus hijos Yarince, Frida y Larissa, por el Teniente Gobernador de Ontario, Honorable David C. Onley.

"Esta es una persecución política en Canadá", acotó sin reservas el co-director del FCJ Refugee Centre de Toronto, Francisco Rico al referirse al caso de Oscar Vigil, por quien ya se ha iniciado la denominada Vigil Campaign la semana pasada.

"El gobierno salvadoreño tiene que pronunciarse sobre esta situación y decir que esto es suficiente y proteger los derechos de la sociedad civil que pide protección", demandó Rico ante la presencia de más de un centenar de asistentes a la iglesia Espíritu Santo, en Toronto.

La respuesta no tardó. La viceministra de Gobernación de El Salvador, María Ofelia Navarrete, quien estuvo presente durante el lanzamiento de la campaña, asumió el compromiso de hablar con el gobierno canadiense para que se retire "el sello de terrorista".

"Con esa actitud del ministro de Inmigración de Canadá hacia el compañero Oscar Vigil, nos están dando una bofetada a los salvadoreños y a todos los hispanoamericanos. Este problema de la inadmisibilidad es político-ideológico, por lo que, como gobierno, haremos una petición muy respetuosa al pueblo y al gobierno de Canadá para que se revoque esa decisión", dijo la funcionaria.

Sobre Oscar Vigil cuelga la marca de "inadmisible". El haber sostenido vínculos con el FMLN, durante el conflicto armado, le ha valido el rechazo a su petición de refugio hecha en 2001 y a la solicitud de residencia por razones humanitarias efectuada en enero de 2014. El gobierno canadiense le ha impuesto esa "etiqueta", por considerar que esa organización a la que él perteneció desarrolló actividades terroristas.

"Estuve involucrado en los movimientos estudiantiles en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, y luego en mi calidad de periodista tuve relación directa con los principales dirigentes del FMLN. Una vez terminada la guerra, me convertí en Secretario de Prensa de lo que ya para entonces era el partido político FMLN", detalló Vigil.

Políticos, dirigentes comunitarios, académicos y profesionales del derecho, se han sumado a la Vigil Campaign que no es más que la punta del iceberg de una lista de 300 personas, de diferente procedencia, que enfrentan similar situación.

Sin fundamentos

En el Acta de Inmigración y Protección a los Refugiados (IRPA), artículo 34 inciso (1), literal (f) se expone que un residente permanente o un extranjero es considerado inadmisible por motivos de seguridad, al ser miembro de una organización de la que hay motivos razonables para creer existen vínculos, han habido o habrían, en actos referidos a terrorismo.

Sin embargo, Vigil señala que "el FMLN nunca fue considerado un grupo terrorista por la comunidad internacional", como tampoco, "yo nunca participé en acciones violentas de ningún tipo", puntualiza.

Al periodista le sorprende el hecho que su esposa y tres hijos hayan sido aceptados como refugiados, residentes y posteriormente obtenido la ciudadanía, bajo las mismas vivencias y relatos expuestos. Mientras que su caso fue rechazado por el entonces ministro de inmigración, Jason Kenney.

"En esa época yo me reuní varias veces con él para tratar asuntos migratorios de la comunidad latinoamericana en Canadá, porque yo era el Director Ejecutivo del Congreso Hispano Canadiense", por lo que también le resulta contradictoria la tipificación de "terrorista".

Vigil agrega que "el mismo gobierno canadiense, a través de la Sección de Inteligencia de Seguridad de la Agencia de Servicios de Frontera de Canadá, hizo una investigación y concluyó que no existe evidencia de que yo haya participado en algún acto de violencia o de que yo constituya un peligro para la seguridad de Canadá"

Otra de las ironías expuestas es que mientras esto ocurre, el gobierno canadiense mantiene vínculos con el salvadoreño, el cual es dirigido por el FMLN.

"Nelson Mandela recibió la ciudadanía honoraria por las mismas razones que Oscar está siendo injustamente juzgado inadmisible", expuso la abogada Geraldine Sadoway durante el lanzamiento de la campaña.

Precedentes

En un caso similar, otro salvadoreño se mantiene en el limbo desde hace 16 años. José Figueroa, se encuentra en santuario en una iglesa en Langrey, British Columbia, desde hace unos meses, tras recibir el rechazo del gobierno canadiense en varios procesos, incluida la petición por razones humanitarias.

Figueroa, quien emprendió la campaña We are José, la que llevó a varias provincias de Canadá en busca de apoyo, ha demandado en diferentes ocasiones al gobierno de El Salvador y al FMLN que se pronuncien sobre esa situación de inadmisibilidad. Sin embargo, su petición no encontró eco en esa oportunidad.

En el pasado, él formó parte de una organización estudiantil (en Santa Ana), desde donde "muchos de los miembros mantenían una relación clandestina con el FMLN", expresó en una entrevista previa.

Sobre estos casos, el abogado de la Mesa de Concertación de Refugiados de Quebec y responsable del dossier de refugiados, Richard Goldman, advierte que si alguien "fuera miembro de un grupo, hizo algunos actos o actividades que según definición de Canadá pueda ser terrorismo, está en el mismo riesgo".

El profesor en ciencias políticas de la Universidad de British Columbia y experto en política Latinoamericana, Maxwell Cameron, coincide con Goldman al señalar que si el FMLN es tipificado como una organización terrorista, cualquier persona que formó parte de esa estructura es "vulnerable a ser deportado", mientras que a quienes están fuera se les podría impedir su ingreso.

Goldman dice que lo mismo aplicaría para quienes hayan obtenido su residencia o ciudadanía, sin importar la nacionalidad. "Si una persona en la misma situación que este señor, esconde su actividad y es aceptado de una manera u otra para la residencia permanente y luego para la ciudadanía, 20 años más tarde puede perder su ciudadanía". Él ejemplifica con casos vinculados con la Segunda Guerra Mundial, en los que algunas personas han mentido sobre sus actividades y "aquí le ponen ese tipo de proceso para quitarle la ciudadanía y deportarlos".

El profesor Cameron resalta que la ley canadiense es demasiado amplia cuando se define el término terrorista, que "hasta un estudiante que recluta para una organización popular que luchó contra un régimen militar despiadado y a quien nadie ha acusado de ningún acto violento, puede enfrentar deportación solo porque la ley dice que es inadmisible"

Cameron señala que "aún debemos luchar para asegurar que otros miembros del FMLN no sean tratados como terroristas". Eso también pasaría por modificar la ley para evitar que se tipifique de la misma forma a todo aquel que haya participado de un proceso revolucionario.

Vigil en las redes sociales

Desde el día del lanzamiento de la Vigil Campaign, se ha habilitado una petición para evitar la deportación del comunicador. La misma puede ser encontrada en el link http://vigilcampaign.ca/sign-the-petition/ ; la intención es enviarla a los diputados del Parlamento de Canadá y evitar la separación de la familia.

El movimiento de apoyo mantiene actualizado Vigil Campaign en Facebook, con información publicada en diferentes medios y fotografías de distintas actividades. También se ha abierto un canal en Youtube para mantener al tanto de lo que ocurre en el caso.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación