Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Duro invierno dejó serias pérdidas a trabajadores

Tras una tormenta de nieve en Washington, miles de trabajadores, especialmente de rubros como la construcción, donde se emplean miles de salvadoreños, siguen pagando caro el cruel y largo invierno que no da señales de alejarse.

Duro invierno dejó serias pérdidas a trabajadores

Duro invierno dejó serias pérdidas a trabajadores

Duro invierno dejó serias pérdidas a trabajadores

El invierno que estaría a punto de terminar no ha dado tregua este año a trabajadores como el salvadoreño Wilmar Guzmán, a quien la larga estación invernal le ha diezmado drásticamente sus ingresos como empleado de la construcción.

Este compatriota originario de Usulután asegura que ha perdido la cuenta de cuántos días ha debido quedarse en casa por las constantes nevadas, lluvias congelantes o por el intenso frío que ha caracterizado el largo y duro invierno de este año.

La estación invernal no ha dado señales de alejarse a pesar de estar a escasos tres días para iniciar de forma oficial la primavera. "Casi hemos parado de trabajar uno o dos días por semana, en lo que va del año, ya es bastante lo que hemos perdido, porque día no trabajado es mentira que se recupera", comenta Guzmán, quien labora en una empresa constructora en el sector de Tysons Corner, en Virginia.

Con este frío y largo invierno son muchos los proyectos de construcción que se han visto retrasados por días y semanas, especialmente con los contantes nevadas que han dejado acumulaciones como la de este lunes que en algunas zonas del área de la capital estadounidense dejó hasta 10 pulgadas de nieve, y el frío que se mantiene un punto de congelación.

Pero el impacto económico va más allá al afectar también a toda la cadena productiva y de comercialización de productos como tiendas, restaurantes y establecimientos comerciales que ven disminuidas sus ventas con los constantes días de cierre de los gobiernos federal y locales a causa de las tormentas.

Para el salvadoreño Adalberto Villatoro, originario de Sensembra, Morazán, el invierno ha significado una baja en sus ingresos que le impiden enviar el dinero acostumbrado a sus familiares en El Salvador para la manutención, a los que suele destinar unos $400 dólares mensuales.

Estados Unidos proyecta un crecimiento cercano al 2 % para el primer trimestre de 2014, una cifra inferior al 3.2 % que logró el país al cierre de 2013, con la temporada de subida que representa el fin de año y las festividades de la época.

Según el Departamento de Comercio y la consultora Applied Predictive, los beneficios de los minoritas han caído un 9.6 % desde la llegada de los vértices polares en enero, si se compara el dato con el comportamiento económico del año pasado.

Así, los recuentos del gobierno indican que este invierno dejó un mal desempeño para toda la actividad comercial como las ventas de muebles, artículos personales y las compras por Internet, las que descendieron drásticamente según los expertos, fenómeno que estaría relacionado con la temporada invernal.

La buena noticia es que con el inicio de la primavera a mediados de esta semana, el duro invierno daría paso a una temporada con un clima más amigable que estimularía el dinamismo económico en todos sus sectores, desde industria, entretenimiento y comercio con un tiempo más predecible para trabajar y gastar.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación