Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Doloroso adiós para salvadoreña asesinada en Nueva York

Hoy fue enterrada en el Oakwood Cemetery, Milagros Vásquez Canjura, quien fue asesinada la noche del sábado 30 de agosto

Funeraria Michael J. Grant (Suffolk Avenue, Brentwood) donde fue velada la salvadoreña Milagro Vásquez-Canjura, quien fue asesinada el sábado 30 de agosto en Bay Shore, Nueva York.

Funeraria Michael J. Grant (Suffolk Avenue, Brentwood) donde fue velada la salvadoreña Milagro Vásquez-Canjura, quien fue asesinada el sábado 30 de agosto en Bay Shore, Nueva York.

Funeraria Michael J. Grant (Suffolk Avenue, Brentwood) donde fue velada la salvadoreña Milagro Vásquez-Canjura, quien fue asesinada el sábado 30 de agosto en Bay Shore, Nueva York.

Familiares, amigos y vecinos de la salvadoreña que fue asesinada el 30 de agosto en Bay Shore, se reunieron durante los últimos días para darle el último adiós, a ella y a su bebita por nacer, cargados de dolor e incredulidad.

Los servicios fúnebres de Milagro Vásquez-Canjura se tardaron una semana debido a que las autoridades realizaron una autopsia minuciosa del cuerpo; ella recibió seis impactos de bala cuando se encontraba en el interior de su auto, frente a la vivienda donde residía.

La velación se realizó el sábado 6 de septiembre en la Funeraria Michael J. Grant (Suffolk Avenue, Brentwood); esa noche era evidente el dolor de los parientes y amigos cercanos, quienes permanecieron toda la noche y con mucho recelo a compartir información sobre las circunstancias del asesinato.

El Diario de Hoy constató que ese fue el único momento en que el ataúd donde reposaban los restos de Milagros y su hija Camila, cuyo nacimiento se esperaba para diciembre próximo, estuvo abierto. Los padres ordenaron cerrarlo por una razón: su hija estaba irreconocible ya que en vida había dispuesto donar todos sus órganos vitales.

En la parte superior del ataúd fue colocada una fotografía de su rostro y decenas de arreglos florales enviados por allegados a la familia. Varios locales comerciales tenían alcancías para captar donativos y ayudar a los dolientes.

Al día siguiente se realizó una vigilia en la Iglesia Roca de Salvación, también de Brentwood, que comenzó a las 6:00 de la tarde y culminó hasta las 10:00 de la mañana de hoy; la madre de Milagros, Lucy Consuelo Canjura se encargó de brindar un servicio religioso cuyas reflexiones estuvieron enfocadas en el amor de pareja, las tentaciones que perjudican el matrimonio y la infidelidad.

Hasta el momento las autoridades no han manifestado públicamente cuáles podrían ser los móviles del asesinato. El esposo de Milagros, Miguel Ángel Vásquez, está preso pero los familiares se han reservado la información del caso.

Durante los servicios fúnebres, los asistentes comentaban dos aspectos: que hay rumores de un posible triángulo amoroso y que Milagros había sido amenazada al salir de un salón de belleza; el otro es que el esposo estuvo presente o habría participado en una pelea en un bar y que su detención y el asesinato serían en represalia. Ninguna de estas versiones fue confirmada por los familiares.

La legisladora de origen salvadoreño Mónica Martínez se acercó a la familia doliente para ofrecer ayuda. Además conversó con la policía para solicitar refuerzos en la seguridad de la zona.

Vásquez-Canjura emigró hace menos de 10 años desde su natal Armenia, Sonsonate y vivía en Nueva York desde hace ocho años. Trabajaba en una tienda de la empresa de telecomunicaciones Sprint.

Sus amigos y familiares tanto en El Salvador como en otras ciudades de Estados Unidos colocaron muchos homenajes en la red social Facebook; algunos videos en Pixgram mostraban facetas de su vida reciente, como los cambios en su cuerpo a raíz de sus embarazos frustrados, razón por la cual ella se había tatuado un angelito con el nombre Alberto y la fecha de la pérdida (15 de marzo de 2011) y los sonogramas y el lugar donde están enterrados los gemelos Miguel Ángel y Alberto, quienes murieron en septiembre del año pasado).

El entierro se realizó este lunes a las 10:00 de la mañana en el Oakwood Cemetery, de Bay Shore.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación