Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Consulados de Centroamérica revisan restos de inmigrantes hallados en desierto EE.UU.

En casos recientes piden detallar señas particulares como cicatrices o lunares, pero en casos más antiguos deben entregar los registros dentales.

Consulados de Centroamérica revisan restos de inmigrantes hallados en desierto EE.UU.

Consulados de Centroamérica revisan restos de inmigrantes hallados en desierto EE.UU.

Consulados de Centroamérica revisan restos de inmigrantes hallados en desierto EE.UU.

Funcionarios consulares de América Central en Estados Unidos acuden a la Oficina Forense del condado de Pima, en el estado de Arizona (EE.UU.), para revisar los restos de inmigrantes indocumentados que han sido encontrados en el desierto de esa zona y que ya suman 87 en total.

"Es un hombre de edad media, con todos sus dientes, aparentemente no hay trauma en su cuerpo, puede haber estado en el desierto por lo menos 2 años por la condición de los huesos", indicó a Efe el antropólogo Bruce Anderson, al analizar una osamenta hallada en la reserva indígena Tohono O'odham, al oeste de la ciudad de Tucson.

Anderson aseguró a los cónsules que no tienen ninguna pista de quien pueda ser el hombre, que fue encontrado por la Patrulla Fronteriza en octubre de 2014, y de quien solo han podido establecer que se trata de un inmigrante que murió en el desierto entre el 2011 y el 2014.

Como él, hay 86 cuerpos más de inmigrantes que no han sido identificados y que permanecen en uno de los dos congeladores de los que dispone esta morgue con capacidad para albergar a más de 300 cuerpos.

Los investigadores informan a las autoridades consulares de los casos recientes y los cuerpos que han encontrado durante cada semana para así comparar si alguno de los inmigrantes reportado como desaparecido está entre ellos.

"Venimos a comparar objetos o pertenencias de los casos antiguos y los nuevos casos que llegan cada semana", dijo a Efe Carlos De León, cónsul de Guatemala en Tucson, en el estado de Arizona (EE.UU.).

La cooperación del consulado de Guatemala inició en noviembre pasado cuando la sede de Tucson arrancó sus labores, mientras que México y El Salvador la tienen instaurada desde hace varios años, indicaron los funcionarios.

De León detalló que cuando las familias llaman a reportar a uno de sus miembros desaparecido en una posible travesía por el desierto, le piden llenar un formulario destacando las características del inmigrante, para facilitar su identificación en caso de ser hallado.

En casos recientes piden detallar señas particulares como cicatrices o lunares, pero en casos más antiguos deben entregar los registros dentales.

"Estamos trabajando dos (casos) con pruebas de ADN, dos ya fueron identificados y tenemos otros seis más, serían como diez casos", comentó De León, quien agregó que los inmigrantes guatemaltecos identificados son repatriados a su país y los gastos son cubiertos en su totalidad por el gobierno guatemalteco.

"Nosotros en el transcurso del 2006 a la fecha hemos logrado repatriar, después de una identificación plena de ADN, ocho cuerpos", indicó Joaquín Chacón, cónsul de El Salvador en Arizona y Nuevo México (EE.UU.).

Es en la temporada de verano, cuando las temperaturas en el desierto superan los 100 grados Fahrenheit, que se incrementa el número de cuerpos encontrados por la Patrulla Fronteriza y las organizaciones humanitarias.

"Cuando se pone caliente es cuando llega mucha más gente pero también podemos localizar huesos que tienen tiempo en el desierto entonces siempre están llegando migrantes", señaló Gene Hernández, investigador de la Oficina Forense del condado de Pima.

Según Hernández, la cooperación que existe entre la Oficina Forense y los consulados de México y Centroamérica es fundamental para la identificación de los cuerpos que tienen en las instalaciones.

"Los consulados tienen información de las familias que están buscando a su gente y eso es importante para nosotros", comentó el investigador.

"La identificación es difícil para nosotros porque los migrantes no quieren que se sepa que están aquí, entonces en muchos casos usan identificaciones falsas y a las familias que son indocumentadas les da temor venir a buscarlos, por eso la ayuda de los consulados es fundamental", añadió Hernández.

Los funcionarios de la morgue indicaron que los cuerpos son almacenados por seis meses, si no logran ser identificados son entregados al condado para su cremación, pero no obstante, la entidad archiva las pruebas de ADN para continuar en la búsqueda de sus familiares.

En esa oficina forense hay archivos de más de 700 inmigrantes que no han sido identificados.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación