Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Virginia, Estados Unidos

Compatriotas en San Antonio de Padua se unen a lucha por reforma migratoria

La noche del domingo la Iglesia de San Antonio de Padua, en Falls Church Virginia realizó una vigilia con entrega de información y cartas para enviar al Congreso para que apoye un cambio a la Ley de Inmigración.

FOTO EDH/T. Guevara

FOTO EDH/T. Guevara

FOTO EDH/T. Guevara

La numerosa comunidad salvadoreña residente en el sector de Culmore y el norte de Alexandria en Virginia, que se congrega en la iglesia San Antonio de Padua, en Falls Church, inició la noche del domingo una jornada para impulsar la reforma migratoria integral con el aval de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos y la diócesis del Área Metropolitana de Washington.

Con la entrega de un formato de carta que completado y entregado para el envío al Congreso de Estados Unidos, donde se espera la discusión de Ley Migratoria, los cientos de asistentes mantienen la esperanza de ver un cambio que les beneficie en sus vidas.

El sacerdote salvadoreño Ismael Chamagua, que pastorea en esta iglesia, donde cada domingo convergen miles de feligreses inmigrantes, en su mayoría salvadoreños y de otros países centroamericanos, reconoce sobre la importancia y el esfuerzo de luchar por un derecho justo de miles de trabajadores que merecen la oportunidad de tener una documentación legal que les permita hacer sus vidas en Estados Unidos y continuar apoyando a sus familiares en el país.

El religioso, que llegó al área de Washington procedente de la Zacatecoluca, La Paz, pidió reflexionar sobre las vidas que ha costado, el sueño truncado de muchos inmigrantes por llegar a la potencia del norte para conseguir un trabajo que les permitiera mejorar sus vidas. Chamagua funge como "sacerdote invitado", para atender a la creciente comunidad católica de origen hispano en esa región y para los servicios en español de San Antonio de Padua.

Durante la vigilia, el feligrés, Eladio Mercado, quien es abogado, explicó también a los cientos de asistentes, la importancia de participar y enviar esas cartas repartidas a los asistentes, para hacer notar a los políticos en el legislativo estadounidense y a sus representantes de Virginia, que la comunidad católica les está siguiendo sus acciones, tanto las muestras de apoyo como las de rechazo a los inmigrantes.

El salvadoreño Ismael Castillo, originario de San Miguel y quien se congrega desde hace varios años en esta parroquia, asegura que su compromiso como cristiano es apoyar todas las causas justas; y por ello apelar por un cambio a la Ley de Inmigración que permita mejorar la situación de cientos de feligreses que se congregan en su misma iglesia es un deber como cristiano.

La iglesia de San Antonio de Padua, es uno de las pujantes comunidades católicas que ha logrado incorporar las tradiciones aunadas a la liturgia, como procesiones de Semana Santa, Pastorelas en la Natividad y otros rituales propios de la cultura judeocristiana que han comenzado a tomar fuerza en esa región de la capital estadounidense con la presencia de los hispanos, donde históricamente ha predominado el culto evangélico.

Con el impulso que los activistas pro inmigrantes intentan dar en Washington, este martes miles asistieron a la jornada de concentración frente al Capitolio que alberga al poder legislativo, para pedir al Congreso el voto a favor de una reforma migratoria integral; aunque por ahora el legislativo está sumergido en otros debates más de su situación doméstica y económica que implica el cierre parcial del gobierno por falta de presupuesto.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, cuya cámara ya aprobó una nueva Ley de Inmigración, pero que falta el paso de la Cámara Baja y luego la firma del presidente para hacerla realidad, explicó que hay rezones para que la comunidad inmigrante salga a las calles y en especial frente al Congreso para pedir el debate del ansiado cambio de ley, cuya ventana de oportunidad se ha repetido es este mes de octubre. De lo contrario podría volver a las prioridades hasta el año 2015.

"La reforma migratoria merece un voto en la Cámara de Representantes. En este momento el único obstáculo frente a la reforma migratoria integral es la negativa republicana a votar en la Cámara. "La reforma migratoria y el cierre de gobierno tienen una solución en común. Ambos pueden ser resueltos si los republicanos traen estos temas a votación. Los votos para aprobar ambos proyectos ya están ahí", aseguró el senador Harry Reid.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación