Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

No he visto ninguna indicación para un golpe de Estado: embajador de Alemania

El diplomático instó a dejar los “pleitos políticos” porque no ayudan a solucionar los problemas.  La Embajadora EE. UU. no quiso opinar sobre denuncias del gobierno aunque dijo que el país “no tiene más tiempo que pe

No hay ninguna señal que indique que en el país se esté fraguando un golpe de Estado, afirmó el embajador de Alemania Heinrich Haupt, al ser preguntado sobre la difusión mediática de funcionarios y dirigentes del partido en el gobierno de que hay un supuesto plan para desestabilizar e incluso para derrocar al presidente Salvador Sánchez.

“No he visto ninguna indicación para ningún golpe de Estado, es una discusión que no ayuda, olvidémosla y pongámonos a trabajar”, lanzó el embajador, quien asistió a la VIII Conferencia Ministerial “Democracia y desarrollo”, que realiza en el país la Comunidad de las Democracias.

Sobre lo dicho por Haupt y las denuncias del FMLN, la embajadora de los Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, dijo que es un tema “muy delicado” y abogó por la unidad del país  en tiempos duros.

“Yo creo que es bien importante enseñar gran unidad en el país en estos momentos en que son tan difíciles; yo sé que a veces se caldean los ánimos, pero hay que buscar lo mejor de todos para poder hacer este trabajo que tiene que ser conjunto, no va a tener éxito a largo plazo sino es conjunto”, declaró Aponte.

Sin embargo, advirtió que “El Salvador ya no tiene más tiempo que perder”.

Ambos embajadores han vertido semanas atrás sus opiniones sobre la difícil situación del país, en especial en el terreno de la seguridad y la necesidad de trabajar para solucionar ese flagelo que sufre la mayor parte de la población.

De hecho el embajador alemán lamentó ayer que siendo El Salvador un país muy democrático, que tiene separación poderes, libertad de prensa, también tiene muchos problemas, como el que mueran cada día 15 a 20 personas y donde hay una urgencia para actuar y mejorar “las perspectivas de la juventud”.

Agregó que los “pleitos políticos” no solucionan problemas como la inseguridad, sino que se vuelven obstáculos. 
“Estos pleitos políticos que vemos, esto no ayuda, esto hace perder tiempo y energía en discusiones que no ayudan a nadie, y que son juegos políticos... son obstáculos para urgentemente realizar proyectos en favor de la población”, valoró.

El diplomático aclaró que habla solo por Alemania, y recordó que la comunidad internacional, particularmente los países  occidentales, son los que más ayudan a El Salvador y a la región centroamericana, y están orientados a asistir para realizar proyectos concretos que beneficien al país.

Por eso, dijo, aportan  recursos y soluciones, ideas y la disposición de trabajar proyectos conjuntamente con el gobierno, porque los 6 millones de salvadoreños merecen un futuro mejor. 

“Esperemos que todas las instituciones y los partidos políticos vayan en la misma dirección y nosotros con mucho gusto vamos a ayudar con recursos, ideas, expertos para  proyectos”, abundó Haupt.

El diplomático ha sido  criticado por altos dirigentes del FMLN luego de que señalara que se debe respetar la Sala de lo Constitucional y que el país requiere mayor transparencia poniendo como ejemplo la empresa Alba Petróleos, el asocio que administran altos dirigentes del partido oficialista, como José Luis Merino, y que pese a usar dinero público no rinden cuentas.

Haupt también coincidió recientemente con embajadores y representantes de las Cámaras de Comercio de Estados Unidos, España, Francia, México, Colombia e Israel en su preocupación porque El Salvador no logra enfrentar los desafíos que impiden atraer mayor inversión extranjera.

La presidenta del Congreso, Lorena Peña, apuntó sus dardos, especialmente contra Haupt, al decir que esas opiniones respondían a una “conducta injerencista”, mientras que su colega y secretario general del FMLN, Medardo González, dijo que se le pidió a la Cancillería intervenir por el apoyo expresado por Haupt a la Sala de lo Constitucional.

Aponte pide unidad

La embajadora Aponte declinó comentar sobre el supuesto plan golpista del que habla el gobierno y el FMLN. “No tengo comentarios sobre este tema, que en realidad es un tema muy, muy delicado”, dijo, aunque llamó a la unidad.

“Sin embargo, quiero hacer un llamado a todos los salvadoreños que puedan ver estos momentos que son difíciles, que están llenos de conflictos desde otros puntos de vista y ese punto de vista es como una oportunidad, una oportunidad para poder tomar estos retos, para hacer cambios permanentes”, recomendó.

La funcionaria estadounidense sí coincidió con Haupt en que es necesario ponerse a trabajar en unidad y en que se necesita voluntad.
Pese a esto, lanzó esta advertencia: “Miren, en última instancia, El Salvador ya no tiene más tiempo que perder”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación