Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hay improvisación, falta de transparencia y desorden en alcaldía San Salvador

El concejal arenero en la comuna capitalina señala que el alcalde de San Salvador no ha dado a conocer planes financieros ni detalles sobre créditos y proyectos edilicios.

Candidato Edwin Zamora sostiene reunión con alcalde guatemalteco Álvaro Arzú
Candidato Edwin Zamora sostiene reunión con alcalde guatemalteco Álvaro Arzú

A más de 100 días de haber asumido la nueva administración, en la alcaldía de San Salvador reinan la falta de transparencia, el desorden y la improvisación, de acuerdo con el concejal de ARENA, Edwin Zamora. 
En los primeros tres meses de gestión, de acuerdo con Zamora, no hay una rendición de cuentas claras por parte del edil, Nayib Bukele, puesto que no ha presentado información de las finanzas de la comuna, al menos a los concejales tricolores ni a los capitalinos. 
Lejos de eso, los concejales del FMLN y Bukele siguen tomando decisiones que comprometen las finanzas, como la aprobación de $60 millones en títulos valores para la comuna, así como un crédito por más de $4 millones para distintos gastos. 
El temor de Zamora es que la capital, como ha sucedido en el municipio de Nuevo Cuscatlán que estuvo a manos de Bukele en el período anterior, llegue a niveles insostenibles de endeudamiento si no se analiza en qué estado se encuentran las finanzas y se determina sí existen los fondos suficientes para cubrir los gastos. 
“De hecho, me preocupa que cuando se analiza Nuevo Cuscatlán, que es de donde viene el alcalde Bukele, cuando entró no tenía deuda pero ahora, según informes del Isdem (Instituto Salvadoreño de Desarrollo Municipal), se deben más de 5 millones de dólares solo en préstamos financieros, sin contar otras deudas a proveedores, y (la comuna) solo recauda dos millones de dólares. Yo no quisiera ver que San Salvador corra la misma suerte”, advierte el concejal tricolor.
Sumado a lo anterior, Zamora también señala que los concejales de ARENA no son tomados en cuenta cuando se aprueban temas relacionados con las finanzas de la comuna, sino que se impone la aritmética de la votación de nueve concejales contra cinco.
Además, el concejal tricolor denuncia la creación de plazas y otras unidades dentro de la comuna sin que se haya presentado al concejo en pleno un plan financiero que determine si estos nuevos gastos serán sostenibles. 
Por otra parte, asegura que la comuna busca concesionar un servicio de iluminación con lámparas de tecnología led a un costo de $40 millones, el doble que había sido cotizado por la administración anterior.


¿Cómo se encuentra la alcaldía de San Salvador en estos primeros 100 días de la nueva administración?
Quisiera resumir que quizás hay tres aspectos particulares que los vimos desde el principio. El primero es la falta de transparencia, el segundo es mucha improvisación y el tercero es falta de respeto a los concejales de ARENA. 

¿A que se refiere con falta de transparencia?
Desde el primer día los concejales de ARENA pedimos que las reuniones del concejo fueran abiertas al público, que participara el público porque el Código Municipal lo exige. No logramos eso pero bueno, entonces abrámosla a la prensa. Hemos pedido que sean abiertas a la prensa y a estas alturas no hemos logrado eso. Ayer presentamos una carta oficialmente solicitando que las reuniones del concejo se abran a la prensa. Creemos que los capitalinos tienen derecho a saber cómo sus gobernantes toman decisiones, para que al salir de las reuniones del concejo no vaya esa realidad tergiversada a conveniencia del uno y del otro. Hemos pedido los estados financieros y las proyecciones de la alcaldía, y a estas alturas todavía no los conocemos. Nos parece irresponsable seguir tomando decisiones que involucran gastos cuando no conocemos las finanzas de la alcaldía.

¿Teme que San Salvador vuelva a sobreendeudarse a este ritmo?
Pues al ritmo que vamos, hemos visto cómo pasaron una titularización por 60 millones de dólares. Yo recuerdo en la Asamblea cómo miembros del FMLN criticaban la titularización de 20 millones de dólares de Norman Quijano que lo hizo estrictamente para reordenar deuda. Ahora, estos 60 millones, por declaraciones del alcalde, 75 por ciento irán para reordenar deuda y el 25 por ciento para proyectos de gran envergadura, que nadie conoce. Nuevamente, un poco de improvisación. Cómo nos vamos a endeudar con 15 millones si no sabemos para qué nos vamos a endeudar. Que el concejo no conozca el estado financiero y que no se conozcan estos proyectos es falta de transparencia y eso lo debe saber la ciudadanía. 

Esta baja de tasas municipales de la que habló el alcalde, ¿es efectiva? 
Es una baja de tasas efectiva, y qué bien que estemos pensando en las personas más necesitadas. Son 7 mil familias y él explicó en su momento en el concejo que estas siete mil familias pagaban alrededor de 2 o 3 dólares al mes por familia, entonces que esto representaba como 20 mil mensuales y que anualmente son 240 mil y que el beneficio para las familias iba a ser grande y el perjuicio para la alcaldía sería pequeño. Pero esto tiene que traducirse, en parte, del plan financiero. 

Cuando habla de improvisación, ¿han habido otros hechos que enmarquen esta situación?
Hemos visto que todas las veces que llegamos a las reuniones de concejo y está la agenda, por decir algo, con diez puntos, y él (Bukele) trae para puntos varios otros diez puntos donde trae sus iniciativas donde quiere sorprender.

Usted hablaba de que se rige la política de 9 contra 5 en las votaciones
Cuando sabe que son puntos que no podemos apoyar por razones como estas. Cuando llegamos a la alcaldía nuestro mandato fue trabajar para que la calidad de vida de los capitalinos mejore, para que nuestra capital mejore y con ese mandato llegamos al concejo. Llegamos con toda la buena fe de trabajar, pero resulta que nos encontramos con una serie de mentiras y al final sabemos donde podemos acompañar (al alcalde).

Se hablaba de que se quería suprimir tres plazas del CAM para poner a un funcionario...
Ayer hubo dos puntos de agenda donde planteaban, en uno, suprimir ocho plazas del CAM para crear otras plazas administrativas, y el otro punto de agenda donde proponía suprimir tres plazas del CAM para  crear un puesto administrativo. Cómo vamos a hablar de quitar plazas del CAM cuando sabemos que el problema más serio que estamos viviendo ahora los salvadoreños, y no escapa a los capitalinos, es la delincuencia y los asesinatos. Afortunadamente nos escuchó, quitó el punto de agenda de las ocho plazas que iba a suprimir. Y en el otro punto modificó que no hubiese supresión de las tres plazas pero creó la plaza nueva. No podíamos votar por eso porque no teníamos la documentación.

Con esto de la transparencia se cuestionó la compra de una camioneta para el alcalde anterior, y después se dijo que la misma se había subastado. ¿Sabe usted de a quién se vendió?
Eso, como ha sido siempre, es otro gesto de improvisación y un gesto de propaganda mediática. Entiendo que está en el proceso, que la valuarían, y están buscando formalizar el proceso de la venta. Él sale en una conferencia de prensa diciendo que lo va a hacer, impacto mediático, (pero)ni siquiera lo había llevado al concejo. ¿Cómo puede irrespetar al concejo llevando una iniciativa de esas sin la autorización del concejo? Estamos de acuerdo en que se venda la camioneta, si se va a recuperar un valor razonable, pero el tema es que hay un proceso que debió haberse seguido y parece que hay una improvisación mediática que tiene una mayor prioridad que el orden en que deben de seguir las cosas en los procesos municipales. Pero que quede claro que aún esa camioneta todavía no se ha vendido.

En el tema de las luminarias. Hay un contrato en el que la administración anterior había obtenido un precio más bajo y ahora se está comprando con un precio más alto. 
El alcalde Quijano había iniciado este proceso de las luminarias led y, si mal no recuerdo, la licitación que al final declararon desierta tuvo una oferta de 19 millones de dólares. Ahora resulta que para lo mismo, entiendo que la licitación anda entre 30 y 40 milllones. Cómo es que vamos a pagar el doble de lo que antes el doctor Quijano había conseguido por la mitad. Yo creo que este tema lo tenemos que ver detenidamente, asegurarnos de que las luminarias sean del tipo correcto. Debemos asegurarnos que se hagan los procesos adecuados.

En el tema de los familiares del alcalde, ¿ellos aún están allí en funciones?
Todavía están ahí en funciones. En el caso de los tres familiares el concejo solo votó por uno, que es el secretario municipal (Hassan Bukele), y los concejales de ARENA acompañaron con los votos, pero quiero explicar bajo qué circunstancias: nuevamente aquí, tanto el alcalde como la síndico nos mintieron. Cuando el alcalde Bukele mencionó que su primo era su propuesta para ser secretario, este servidor hizo el cuestionamiento inmediato que cómo era que iba un pariente tan cercano a él a un puesto de esa naturaleza. Inmediatamente tanto él como la síndico nos explicaron que el código municipal decía que era prohibido hasta tercer grado de consanguinidad, entonces un primo hermano es cuarto grado de consanguinidad y no se violenta la ley. Entonces, con el afán de que el concejo se instalara y funcionara adecuadamente fue la primera decisión que se toma. Pero cuando revisamos la ley y nos dimos cuenta que así era, los concejales que estaban en funciones presentaron la demanda hacia el Tribunal de Ética. 

¿Y en el caso de los otros dos?
En el caso del hermano (Yamil Bukele), que es el presidente del instituto de deportes, la posición del alcalde fue la siguiente: “yo soy el presidente natural de esa directiva, así que yo designo a mi hermano para que él sea mi representante ad honorem, así que no tienen que votar por esto”. Y en el caso de su cuñada (Arena Rodríguez), ni siquiera es un tema que ha llegado al concejo. Él dice que como son ad honorem no importa. Nuestra interpretación de la ley es que no importa si son ad honorem, el problema es el conflicto de interés que representa que un pariente esté en una función de cargo público del otro funcionario. 

Siendo la ley tan clara, ¿hay que esperar a que el Tribunal se pronuncie? ¿No debería ser el funcionario el que diga, si la ley es clara, “yo retiro a estas personas”? 
Eso es lo que hubiéramos esperado, una persona con decencia hubiese hecho eso, pero a estas alturas no ha sucedido. 

¿Qué hubiera hecho una persona con decencia?
Una persona que está dispuesta a respetar la ley y la decencia. Cuando a mí me preguntaron que si habíamos votado por el secretario que era primo de él, yo dije sí votamos porque nos demostraron que no violentaba la ley, pero yo nunca hubiera contratado a un pariente tan cercano que estuviera en un servicio público como subalterno mío... y hay otro hermano que es su asesor, que está permanentemente sentado en las reuniones del concejo. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación