Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ARENA se desliga del paro y pide una reunión "urgente" a Sánchez Cerén

EL FMLN habla de “golpe de estado suave” . Los titulares de Seguridad y Defensa y el secretario Hato Hasbún, no acudieron a la Asamblea ayer para opinar sobre declaratoria de estados de sitio.

Conferencia de prensa de ARENA por tema seguridad y paro de buses el pasado 27 de julio.

Conferencia de prensa de ARENA por tema seguridad y paro de buses el pasado 27 de julio. | Foto por JA

Conferencia de prensa de ARENA por tema seguridad y paro de buses el pasado 27 de julio.

Una reunión “urgente” pidió ayer el presidente del Coena, Jorge Velado, con el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, para buscar acuerdos nacionales que solventen el “desastre nacional” que vive el país y que ayer se vio acentuado con el paro del transporte público.

“Queremos aportar, contribuir con nuestros aportes a las posibles soluciones que se le puedan dar a estos grandes problemas. Esperaríamos que a la mayor brevedad él nos contestara para poder tener esa reunión”, instó Velado.

Además, rechazó tajantemente las acusaciones del FMLN de que los últimos hechos de violencia tengan que ver con intenciones de “desestabilizar” al Gobierno o un “golpe de Estado suave” ni “golpes suavecitos. Son cortinas de humo”, criticó Velado ante lo que calificó de “incapacidad” de las autoridades de Seguridad para combatir el crimen y las pandillas.

El jefe de fracción de ARENA, Alberto Romero, reiteró que si el Gabinete de Gobierno no es capaz de enfrentar la grave situación delincuencial deberían deponer sus cargos y permitir que Sánchez Cerén nombre a otros funcionarios.

Pero la dirigencia del FMLN y del gobierno tienen otra lectura de lo que está pasando en el país. En la entrevista matutina de TCS, el secretario general del partido, Medardo González, señaló que la protesta de militares solicitando un bono salarial, así como supuestos planes de ataque a Casa Presidencial y llamados de la sociedad civil a salir a las calles es una señal de que se busca desestabilizar al gobierno y dar “un golpe suave”.

De acuerdo con el farabundista, el concepto de “golpe de estado suave” no implica el uso de la fuerza militar, sino otro “tipo de medidas como las que vemos en el país”.

Ante estas declaraciones Velado contestó: “Nosotros no creemos que existan golpecitos de Estado, si va a haber un golpe de Estado, va a haber un golpe de Estado; sin embargo, el tema aquí es que el partido FMLN y específicamente el Gobierno de la República lo que está haciendo es tirando una cortina de humo alrededor de una situación que no tiene absolutamente ninguna prueba”, lamentó.

Por esta razón recordó que acudieron la semana pasada a la Fiscalía a poner un aviso para que se investigue lo denunciado por el FMLN.
Añadió que acusando a la oposición política es como el Gobierno del FMLN pretende ocultar los verdaderos problemas que aquejan a los salvadoreños, como el “control territorial que ejercen las pandillas, las extorsiones y los asaltos desmedidos” en la calle y en las casas particulares.

Desde el gobierno se ha venido martillando que tras el incremento de la inseguridad por la acción de las pandillas hay un supuesto plan golpista de la derecha. Ayer, el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, dijo a Canal 10 que dichas protestas es una táctica para desestabilizar al Gobierno y podría estar vinculada la oposición.

Según dijo, no es casualidad que ARENA haya presentado una propuesta para que se les pague horas extra a los elementos del Ejército.

“Esas iniciativas tienen el propósito de crear descontento en la Fuerza Armada, generar desobediencia. De lo que se trata es de generar desestabilización, de generar zozobra. Hoy se dio a nivel de soldados, pero si eso se permite va a ir generando un sistema de socavamiento superior”, advirtió Lorenzana.
 Desde la Asamblea, Misael Mejía y Jackeline Rivera, diputados del FMLN, no distan de la posición de Lorenzana y González, pues para ellos “hay fuerzas oscuras” que “hilvanan” los hechos detrás del índice criminal.

Para René Portillo Cuadra, de ARENA, el país se enrumba a un “Estado fallido”, y un ejemplo es el paro de buses. “El primero es el no otorgamiento de servicios básicos, la pérdida de los territorios, la falta de capacidad gubernamental para políticas públicas, esto no se llama golpe de Estado, esto se llama incapacidad gubernamental”, dijo.

Guillermo Gallegos, de GANA, tildó de “falta de respeto” el que los titulares de Seguridad, Benito Lara; de Defensa, David Munguía Payés; y el secretario de Gobernabilidad, Hato Hasbún, no asistieran ayer a la Comisión de Legislación, para opinar sobre la propuesta de declarar estados de excepción, sobre todo en momentos como el de ayer, alegó, en que las pandillas cometen “actos de terrorismo” al paralizar el transporte.

Lara está fuera del país; Munguía Payés  no asistió pero horas después dio una conferencia de prensa en otro sitio; y Hasbún mandó una carta diciendo que tenía una agenda muy apretada.

Antonio Almendáriz, de PCN, negó que la derecha orquesta supuesto plan golpista, pues el PCN es de derecha y no tiene nada que ver con eso. También  lamentó que el país amaneciera ayer “como en los años 80  con paro al transporte, con una granada lanzada a un hotel capitalino. ¿Qué significan estas cosas?, significa entonces que los pandilleros están haciendo una demostración de fuerza”, cuestionó..

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación