Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Auditores hacían fraude con impuestos

La Policía brasileña desarticuló ayer una organización liderada por auditores fiscales a la que le atribuye el desvío de cerca de 4,000 millones de dólares) en impuestos, informaron fuentes oficiales.

Los funcionarios de la Administración Federal de Impuestos supuestamente recibían sobornos a cambio de reducir el valor de los tributos debidos por las empresas que tenían que auditar y fiscalizar mediante maniobras fiscales.

"El grupo actuaba en favor de intereses particulares disminuyendo los impuestos federales debidos por las empresas", según un comunicado de la Policía Federal, responsable de la operación que fue realizada en las ciudades de Río de Janeiro y Niteroi.

Los 248 policías federales y 54 fiscales de impuestos que participaron en la llamada operación "Alcateia Fluminense" cumplieron 29 órdenes de allanamiento e incautación en residencias y oficinas de personas acusadas de integrar la organización.

Los 35 acusados, entre los cuales se encuentran auditores fiscales, contadores privados y empresarios, fueron detenidos provisionalmente y obligados a comparecer a la comisaría regional de la Policía Federal en Río de Janeiro para un interrogatorio.

El juez responsable por el caso hasta ahora no dictó órdenes de prisión.

Los allanamientos se extendieron a empresas que tienen como socios a los auditores fiscales investigados, así como a las propias oficinas de la Administración Federal de Impuestos en Río de Janeiro y Niteroi.

Las actividades de la organización fueron investigadas en los últimos dos años por la Policía Federal.

Los miembros de la organización criminal serán acusados formalmente de los delitos de favorecimiento de interés privado ante la administración de impuestos y corrupción, por los que pueden cumplir penas de hasta doce años de prisión en caso de que sean condenados. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación