Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Videojuego salvadoreño traspasa las fronteras

Sergio Rosa, de 33 años, comercializa su videojuego "Enola", a nivel internacional por internet

Sergio Rosa nos muestra desde el estudio de su casa cómo funciona el juego y su potencial. FOTO EDH/ HUBER ROSALES

Sergio Rosa nos muestra desde el estudio de su casa cómo funciona el juego y su potencial. FOTO EDH/ HUBER ROSALES

Sergio Rosa nos muestra desde el estudio de su casa cómo funciona el juego y su potencial. FOTO EDH/ HUBER ROSALES

El Salvador se está sumando poco a poco a la vertiginosa industria de los videojuegos, que en muchos países del mundo, está generando un gran desarrollo tecnológico y de innovación.

Sergio Rosa, un joven de 33 años de edad, ingeniero eléctrico y apasionado de la tecnología, es uno de los pocos salvadoreños que se ha lanzado a este ruedo y que, en poco tiempo, ha logrado el reconocimiento mundial.

Con destreza en la tecnología, Rosa creó un videojuego de terror llamado "Enola", que cuenta una historia particular en nueve niveles.

Con la firma idea de comercializarlo en las páginas web donde se descargan este tipo de entretenimiento, Sergio logró hacer varios niveles para descargarlos en dispositivos con sistemas Windows y Mac, y a la fecha ya logró que los aficionados a estos juegos lo compren en países como Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y otros más.

Sin ser un producto de exportación tradicional, Sergio ya está generando ingresos económicos para él y otras cinco personas más gracias que colaboran con él gracias a las maravillas de la red.

"Siempre fue mi objetivo comercializarlo", dijo Sergio, quien inició el proyecto hace más de dos años.

A pesar de la incredulidad y desconfianza de sus amigos y familiares de que un videojuego lograra venderse con éxito en el mercado internacional, Sergio no dudó en continuar con un proyecto que a su juicio, vale la pena desarrollar en el país.

Días completos los dedicó a crear las interfaces, los personajes y los complementos que darían vida al videojuego que hoy en día es su principal fuente de ingresos.

Con fondos propios y la colaboración de muchos de sus contactos, Sergio logró desarrollar varios capítulos del videojuego.

Más tarde el ministerio de Economía abrió en su certamen de la industria de la animación digital llamado Pixels, la categoría de videojuegos y Sergio logró entrar y ganar un fondo monetario para continuar con su proyecto.

Este certamen, que se desarrolla todos los años, otorgó $255,886 para financiar el proyecto de Sergio y otros 17 proyectos más que destacaron en animación y desarrollo tecnológico.

A este joven ese dinero le ha servido para terminar por completo el videojuego, que consta de 9 niveles -cada nivel se vende por separado.

Según Sergio, el juego estaría terminado -todos los niveles- en julio próximo y pronto se podrá jugar a través de una computadora como también en Playstation.

La descarga de uno de estos juegos puede oscilar desde los $10 hasta los $30 ó $100 dependiendo de qué tan elaborado sea el producto.

Sergio dice que a pesar de que esta es una industria que está en pañales en el país, sería una buena idea que las instituciones gubernamentales y educativas pusieran más énfasis en proyectos como estos, que podrían exponer al país de una mejor manera. "Es importante que más gente se meta a hacer esto para que haya una mayor variedad y competencia", dijo el joven.

También cree que es necesario que haya más apoyo económico para estas iniciativas pues en su caso, cuando el ministerio de Economía lo apoyó con dinero, él ya había invertido buena parte de su dinero en desarrollar este juego.

Pero además de un apoyo financiero, Sergio cree que el país debería cambiar la educación en este ámbito pues cree que estas actividades no son consideradas una fuente de desarrollo económico para el país.

Exposición al mundo

Para vender su juego, Sergio ha tenido que viajar y exponer su producto.

De hecho, recientemente participó del Eurogamer Expo Rezzed 2014, que se realizó en Inglaterra y en el que se presentó el proyecto de otros desarrolladores de videojuegos de todo el mundo. Enola fue bien aceptado, dijo el creador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación