Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela limitará el acceso a dólares baratos a empresas

Los analistas dicen es una devaluación por sectores, que obligará a pagar más por los dólares

En Venezuela rige un fuerte control cambiario que impide la compraventa de dólares. Foto EDH

En Venezuela rige un fuerte control cambiario que impide la compraventa de dólares. Foto EDH

En Venezuela rige un fuerte control cambiario que impide la compraventa de dólares. Foto EDH

CARACAS. El Gobierno de Venezuela eliminó ayer la tasa de cambio de 6.30 bolívares por dólar para los viajeros, las remesas familiares, las operaciones por Internet con tarjetas de crédito, la adquisición de boletos aéreos y los pagos de los reaseguros, los que deberán regirse ahora a la paridad que resulte de las subastas semanales de divisas.

Anunció, sin embargo, que mantendrá los sectores prioritarios de alimentos, agroindustria y salud, con un tipo de cambio preferencial.

El vicepresidente del área económica y ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, anunció que el Gobierno decidió pasar los cupos para los viajes al exterior, remesas familiares, transacciones en Internet, compras de boletos aéreos por parte de residentes y pagos de reaseguros a la tasa de cambio de las subastas de divisas, que ha estado alrededor de 11.36 bolívares por dólar. Las operaciones de los viajeros, las compras con tarjeta por la web, las remesas familiares y las transacciones de reaseguros se habían regido hasta el mes pasado a la tasa de 6.30 bolívares por dólar, que es la paridad que estaba vigente desde febrero de 2013 cuando se realizó la última devaluación.

Ramírez dijo que el Gobierno decidió eliminar la tasa de cambio preferencial para algunas actividades para darle prioridad a las importaciones de otros sectores como la salud y los alimentos. "No estamos en posibilidad de darle una tasa preferencial para que viajen", declaró el ministro al asegurar que las operaciones de viajeros, tarjetas de crédito, las remesas familiares, entre otras, consumieron el año pasado $8,600 millones.

Los viajeros anteriormente debían realizar sus trámites de adquisición de divisas ante la estatal Comisión de Administración de Divisas, pero como esa dependencia será eliminada todo ese proceso será asumido por el Centro Nacional de Comercio Exterior.

Para la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas, la medida del Gobierno supone una devaluación. "Esta es una devaluación simple, el tipo de cambio real está distante de ser el 6.30 (bolívares por dólar)", indicó el director ejecutivo de la Cámara, Víctor Maldonado.

Añadió que el Gobierno se ha "entrampado" con el discurso ideológico que le impide realizar cambios de fondo, para que la economía fluya, y ha impuesto controles al sector comercio y obstáculos que ha llevado a la desconfianza del empresariado y a una mayor inflación y escasez de productos básicos.

Pero, el vicepresidente de Venezuela afirmó que el país marcha hacia un "nuevo sistema cambiario" que funcionará mediante una banda cuyo piso será la tasa oficial y confió en que el nuevo paquete de medidas estabilizará la economía.

Los analistas estiman que el Gobierno ha recurrido a una modalidad de "devaluación por sectores" para tratar de aminorar el impacto de una devaluación generalizada sobre la galopante inflación que impera en Venezuela, que culminó el año pasado en 56.2%.—AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación