Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezolanos temen que medidas económicas del Gobierno aceleren inflación

La población está preocupada por el alto costo de la vida y cree que la devaluación de la moneda y el alza de la gasolina afectará más su economía familiar.

Venezuela

La escasez permanente en Venezuela pese a ser uno de los países con mayores reservas de petróleo del mundo, tiene angustiada a la población. | Foto por Archivo

Caracas, Venezuela. El aumento en el precio de la gasolina no generó sorpresa entre los venezolanos, que esperaban desde hace tiempo una corrección de su valor, pero la medida del presidente Nicolás Maduro hace temer una aceleración de la inflación que de acuerdo con estimaciones del FMI alcanzarí­a este año el 720%.

Maduro presentó el miércoles pasado un plan de ajuste que elevó el precio del litro de gasolina entre 1,300% y 6,500%, aunque se mantiene por debajo de los 25 centavos de dólar y sigue siendo la más barata del mundo. Los recursos que genere el incremento serán destinados a un fondo de programas estatales conocidos como misiones.

El presidente también acordó un aumento de 20% del salario mí­nimo y las pensiones, la reestructuración de los comercios estatales de venta de alimentos y un ajuste del sistema de control de cambio que llevó la tasa preferencial para alimentos y medicinas de 6.30 bolí­vares a 10 bolí­vares por dólar y fijó un sistema complementario flotante.

El diputado opositor José Guerra dijo que las medidas no generarán "grandes ingresos fiscales" pero sí­ producirán un "impacto inflacionario".
Guerra planteó que el plan de ajuste anunciado por Maduro no incluyó ninguna acción para atender la caí­da de los ingresos de divisas, que son fundamentales para garantizar las importaciones y resolver los graves problemas de desabastecimiento de alimentos y medicinas.

En la noche del jueves, Maduro rechazó las crí­ticas de su adversarios y afirmó que sabí­a que éstos no estaban "dispuestos a acompañar al presidente de la República en las decisiones que hay que tomar en materia de sistema de cambio, en materia de hidrocarburos internos, de gasolina, y otras materias".

"Yo ayer 17 (de febrero) di pasos importantes. Lamento mucho la opinión, y así­ la califico, egoí­sta, sectaria, politiquera y mezquina de la oposición y la derecha venezolana", aseveró Maduro durante la ceremonia de firma de un acuerdo con el sector farmacéutico.

"Estas dificultades marcaran la historia (venezolana)... del presente hacia lo que va a hacer el futuro de una nueva economí­a, mejor articulada, verdaderamente integrada. ¿Puesta al servicio de quién? Al servicio del ser humano, de la sociedad. Rompiendo los mecanismos que han caotizado los procesos económicos del paí­s".

Maduro suscribió el jueves con representantes del sector farmacéutico un acuerdo para desarrollar una alianza entre el ministerio de Salud y los fabricantes de medicamentos con miras a elevar los niveles de producción, ir progresivamente manufacturando los insumos en el paí­s y establecer un nuevo sistema de precios que garanticen los costos y permitan su adquisición a "precios justos".

"En el campo farmacéutico hay que ser capaz de producir todas las medicinas que necesita nuestro pueblo y podamos llegar, con la capacidad tecnológica que tiene la industria venezolana llegar a una capacidad exportadora real", dijo el mandatario en un discurso televisado.
El acuerdo establece un plan de inversión para el sector, que va desde el fortalecimiento de la producción nacional hasta los criterios para compras complementarias, se informó.

La salud, en particular, enfrenta una compleja situación debido a una severa escasez de medicinas, insumos y repuestos para equipos médicos, que se agravó en los últimos dos años a la par de la caí­da de los precios del petróleo, la principal fuente de divisas del gobierno.
La falta de diversos productos se ha agudizado debido a que las autoridades redujeron el monto de venta de divisas oficiales, pues eso obstaculiza la compra de materias primas y suministros en el exterior. Venezuela sufre de una fuerte dependencia de las importaciones.

En tanto, el secretario ejecutivo de la coalición opositora, Jesús Torrealba, consideró una "brutal provocación" las medidas que, según dijo, buscan alimentar el malestar entre los venezolanos.

"Mientras éstos sigan en el gobierno esto empeorará cada dí­a más", indicó el presidente del Congreso, Henry Ramos Allup, al afirmar que las medidas profundizarán los problemas de escasez e instó a la oposición a buscar un "acuerdo inmediato" para lograr el cese del gobierno de Maduro "en el menor término posible" de forma democrática, pací­fica y constitucional.

Marí­a Quintero, una vendedora de 50 años, sostuvo que "después de que anunciaron las medidas nos quedamos con la misma desesperanza y tristeza... En nada solucionan nuestros problemas de la inflación y la escasez".Mientras aguardaba con su vehí­culo en una larga fila en una gasolinera de la capital, la mujer agregó que "a las personas no les importa pagar 10 bolí­vares por la gasolina si no nos someten a colas, si no nos someten a pararnos a las 4 de la mañana para conseguir un poquito de arroz".

El taxista Félix Silva, de 58 años, manifestó inquietud por el impacto que tendrá el aumento del combustible en la inflación.
"Cuando se aumenta la gasolina empiezan los problemas porque la gente comienza a poner los precios diferentes y comida y todo se va para arriba", agregó.

Para el presidente de la encuestadora local Datanalisis, Luis Vicente León, Maduro "no explicó cómo el Estado va realmente a atender sus deudas internas y externas y los pagos de materias primas y las garantí­as de abastecimiento".
Añadió que ante la decisión del gobierno de mantener la tesis de la guerra económica como la causa de la crisis y continuar su intervencionismo en la economí­a "no se puede ser optimista".

Por su parte, la economista y directora de la firma local Sí­ntesis Financiera, Tamara Herrera, señaló que los venezolanos sentirán el impacto de estas medidas porque el avance de los precios va a "esfumar" las recientes compensaciones salariales y subsidios que aprobó el gobierno. Agregó que la falta de acciones para activar la producción no ayudará a reducir la escasez.

El vicepresidente para el Desarrollo Social Jorge Arreaza afirmó que las medidas económicas "blindan" los programas sociales y añadió en su cuenta de Twitter que las acciones del gobierno "hacen sustentable (estos programas) más allá del ingreso petrolero".
El Banco Central de Venezuela anunció el jueves que la inflación de 2015 fue 180.9% y que la economí­a registró una contracción de 5.%.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación