Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Varios negocios continúan cerrando sus operaciones

Otros comerciantes o medianos empresarios están valorando pasar del sector formal al informal, y muchos otros han emigrado para ir a trabajar y lograr saldar sus deudas en El Salvador

Varios negocios continúan cerrando sus operaciones

Varios negocios continúan cerrando sus operaciones

Varios negocios continúan cerrando sus operaciones

Dina Rodríguez, empresaria y vicepresidenta de la Sociedad de Comerciantes e Industriales Salvadoreños (SCIS), destacó la importancia del sector informal entre las políticas ausentes del Gobierno, en torno a las barreras que debe derribar el Estado para potenciar la inversión.

Según explicó, el crecimiento del comercio informal se debe a una constante alza de impuestos que los comerciantes ya no pueden pagar, por un lado. Y por el otro, consideró que el no pago de tributos, por parte de ese sector informal, constituye una competencia desleal.

"Hay mucha competencia desleal, muchas personas que no pagan impuestos. Hay bastantes que están produciendo y no están dando ese aporte económico (tributo)", señaló.

Agregó que "para el sector informal podrían implementar el monotributo, que podría ser una forma para que ellos se inserten en la economía formal, y la simplificación de trámites, que son muy burocráticos".

De forma particular, ejemplificó con su caso personal, cómo varias empresas están dejando de pertenecer al sector formal para pasar al informal.

Según detalló, se ha dedicado a la venta de ropa en los últimos 18 años, llegó a contratar a más de una docena de empleados y a administrar hasta seis pequeños locales, pero ahora solo le queda uno y para cuando finalice este año, ya no sabe si podrá seguir con ninguno.

"Con este último local ya ni siquiera estoy cubriendo los gastos de operación. Lo más inmediato es pasar a engrosar las filas del sector informal, porque para eso soy, ahora, candidata", expresó.

Rodríguez ve esa situación con preocupación porque agregó, inclusive, que hasta hay comerciantes que han debido emigrar para trabajar en el extranjero y poder saldar las deudas o créditos que adquirieron en El Salvador.

"Hay muchos comerciantes que están pensando en pasar de la formalidad a la informalidad y es por tanta carga tributaria que ya no se puede soportar", subrayó.

La organización de la que es vicepresidenta trabajaba con 50 mujeres emprendedoras, de las cuales, 14 perdieron sus negocios y se han ido a trabajar fuera del país. "Varias personas me dicen: '¿Y por qué no pedís otro crédito?', pero yo pienso que para qué, ¿Para qué endeudarme más?", manifestó.

Además, no dejó de mencionar durante el foro sus críticas a las reformas fiscales, los temas de inseguridad pública y las extorsiones, como factores determinantes para un negativo clima de inversión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación