Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Urrutia’s Estate busca tecnificar su café

Para lograr esto, René Urrutia, gerente general de la empresa, menciona que el sector debe invertir en sistemas de riego y lograr acceso a créditos blandos.

Rene Urrutia

René Urrutia es parte de la quinta generación de cafetaleros de su familia. Se mostró muy emocionado por el reconocimiento de la gremial de exportación, Coexport. | Foto por LME

San Salvador.-30-07-2015 .-

La apuesta más ambiciosa que tiene Urrutia’s Estate Coffee es impulsar la caficultura para que sea una agroindustria, con más tecnología en el proceso de cultivo. A pesar de  que la empresa productora cuenta con gran trayectoria en la industria, el reto pasa por renovar el parque cafetero y mantener la calidad mundial de su café en momentos de crisis.


“El primer reto sería hacer de las fincas una industria más tecnificada. Ahí entra el sistema de riego y ya no estar tan vulnerable a los cambios climáticos”, expresó el gerente general de la compañía, René Urrutia.


Como empresario cafetalero dijo que en los próximos años planean preparar todo lo necesario para introducir los sistemas de riego en las fincas. Urrutia consideró que hay suficiente conocimiento técnico en el país para que éstos sean viables y mejoren la producción de café.


Pero fortalecer la caficultura en el país también implica renovar el parque cafetero, es decir, todas las plantas que producen en las fincas, una tarea que Urrutia’s Estate Coffee había iniciado hace algunos años pero que debió acelerarse con la plaga de la roya.


“Parte de la roya nos obligó a hacer podas, y lo que estaba más afectado, ha hacer la renovación”, explicó el gerente general.


Por ello actualmente se realiza una renovación en sus fincas con la meta de volver a sembrar al menos 30 manzanas por año. Junto a esta tarea planificarán la introducción de los sistemas de riego, estimando la inversión que necesitarán para los próximos años.


Urrutia’s Estate Coffee distribuye las marcas Miralvalle, Maquilishuat y Café Cabal. Este último es el más conocido pues puede encontrarse en supermercados.


El sabor de su producto varía según la marca y técnicas de cultivo, pero suele caracterizarse por ser achocolatado y con una madurez ideal para preparar Expresos.


Premio exportador
A pesar de los efectos nocivos que ha tenido la roya en sus fincas, esta empresa de café espera lograr una cosecha cercana a los 8 mil quintales este año. Esto les permitiría continuar con sus exportaciones, la mayoría hacia el Reino Unido, las cuales le hicieron acreedora del premio de Exportador 2015 en la categoría de pequeña y mediana empresa (Pyme).


El galardón fue entregado por la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) a inicios de la semana pasada, reconociendo la trayectoria de la empresa, cuya familia propietaria ya lleva cinco generaciones en la producción de café, y la labor por encontrar nuevos nichos de mercado en el extranjero.


Urrutia’s Estate Coffee exporta diferentes marcas de café en las cuales destaca un perfil corporativo. Los clientes habituales suelen ser hoteles, restaurantes, oficinas e incluso instituciones de gobierno en otros países.


Alcanzar estos clientes ha sido posible gracias a que, en palabras del gerente general René Urrutia, proveen un café personalizado. La compañía se encuentra integrada en todas las etapas de producción: cultivo, secado, tostado, etc.


Cada cliente tiene la posibilidad de modificar las etapas del proceso según sus preferencias, como por ejemplo solicitar el tostado de su gusto o una cosecha específica. Esto permite un sabor que cumpla con las expectativas de cada cliente.


Crisis del café
René Urrutia también se refirió a la ausencia de nuestro país en el certamen Taza de Excelencia 2016. De acuerdo con este productor, eso demuestra la gravedad de la crisis que atraviesa el café en nuestro país.


“No participar es solo una señal de lo grave que es la situación del café en El Salvador. La baja producción, la situación financiera tan complicada de los productores, eso es algo bien difícil y sí está relacionado”, expresó.


La organización que regula el certamen alrededor del mundo atraviesa un proceso de cambios y transición. Por ello el próximo año reducirá la cantidad de países participantes.


Urrutia cree que en la decisión influyó el hecho de que la cantidad y la calidad del café que produce el país se ha visto afectada por una plaga de roya en los últimos años. “Iba a ser una taza más ‘flat’, no iba a tener tantos sabores exóticos porque el palito de café iba a estar enfocado en sobrevivir”, añadió.


Sin embargo, Urrutia reflexionó que esta es una situación crítica para el sector en el cual puede lograrse una renovación del parque cafetero.
Pero esto requerirá el apoyo de otros sectores ya que no se solucionará en un par de años. La caficultura requiere financiamiento a través de créditos blandos, comentó, ya que cuando un productor siembre, pasará al menos tres años hasta que sus nuevas plantas produzcan café.


Todo esto es clave para rescatar la calidad del café. Según el empresario, mientras otros países reciben observaciones, los cargamentos salvadoreños suelen venderse sin reclamos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación