Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Unión Europea promueve un sistema privado

En enero de 2015 España entregará cálculos de pensión a los cotizantes con 50 o más años de edad

Debido a que la mayoría de los países de Europa han tenido que hacer duras reformas a sus sistemas de pensiones por la inviabilidad financiera que representa para sus economías, la Unión Europea está promoviendo que se cambien a un sistema privado, en el que cada cotizante guarde su dinero en una cuenta individual y el Estado no tenga que comprometer sus recursos (similar al de las AFP).

Por muchos años, los países europeos se han caracterizado por asumir responsabilidades sociales como la jubilación, la educación, sanidad y otros.

Sin embargo, Gonzalo Rengifo manifiesta que "dejar todo al papá gobierno", ha repercutido significativamente en la calidad de vida de los europeos, que ahora han visto reducidos sus beneficios.

"El estado de bienestar europeo no es sostenible. Por eso es que la Unión Europea está ahora promoviendo los sistema de capitalización", mencionó el ciudadano español.

La UE también está promoviendo las pensiones voluntarias, que permitirían que los ciudadanos tengan una mejor pensión a la hora de retirarse.

Y muchos países ya están tomando el consejo. República Checa, por ejemplo, tiene planeado transferir determinados puntos porcentuales de su pensión obligatoria al sistema privado.

Alemania, Suecia y países del Este también están haciendo reformas en sus sistemas, a fin de reducir la responsabilidad gubernamental de pagar a los jubilados. "El sistema de capitalización no te quita la recaudación tributaria. El sistema de capitalización es el único que da sostenibilidad financiera", reiteró.

Sin embargo, cada país por ser autónomo, puede decidir si quiere o no cambiarse a un sistema de capitalización.

El problema es que como la deuda previsional de estas naciones es tan grande, tomaría mucho tiempo para que el sistema de capitalización pueda funcionar plenamente y se elimine el de reparto.

Algunos países como Suecia, por ejemplo, necesitarían entre 25 y 30 años para cambiar de sistema, aseguró Rengifo.

René Novellino coincide con Rengifo en que América Latina ha avanzado mucho en este tema pues naciones como Chile, México y también El Salvador han frenado la deuda previsional del Estado a través de la incursión de un sistema privado en el que la única preocupación debería ser garantizar una mejor rentabilidad para los jubilados.

En eso, asegura Rengifo, Europa tiene mucho que aprender de nuestros países.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación