Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En última cosecha se robaron 25,000 quintales de café

El robo de café en las fincas se ha vuelto un grave problema para el sector cafetalero a nivel nacional, quienes además de lidiar con las enfermedades de las plantas como la roya, la antracnosis y la broca, ahora deben soportar atracos de delincuentes.

El año pasado, según lo comentó el presidente de la Asociación Cafetalera de El Salvador (Acafesal), Sergio Ticas, se perdieron entre 20 y 25 mil quintales de café por causa de robo, esto se tradujo en casi $200 mil perdidos para todo el sector a nivel nacional, ya que los precios estaban más bajos.

De acuerdo con el presidente de la Unión de Cooperativas de Cafetaleros de RL, (Ucafes), Ernesto Lima, aunque el problema de robo viene desde hace varios años, lo que en este momento aqueja a los cafetaleros es que los delincuentes se están llevando incluso el grano verde.

"En la zona de Atiquizaya en el departamento de Ahuachapán, Chalchuapa y Coatepeque en Santa Ana, se tiene la mayor cantidad de denuncias de productores de café, que se quejan que les están robando el grano, no solamente el café maduro sino que también el verde", advirtió Lima.

El grano verde, según lo refirió el presidente de la gremial, también es cortado para su posterior comercialización aunque este lo venden a precios más bajos.

En este tema, un productor de café -quien pidió reserva de su nombre- comentó que hay gente que está llamando y tratando de averiguar cuánto pagan por el grano en este estado.

Aunque aún no se cuentan con datos sobre la pérdida que puede haber al final de la cosecha a causa del flagelo, el representante de Ucafes aseguró que podría incrementarse si no se toman las medidas adecuadas.

"La cosecha se espera que este año sea mayor y hay mejores precios, por lo tanto va a ver mayor probabilidad de robo", señaló Lima.

Los precios de los contratos a futuro para el café reflejan el buen momento que puede experimentar el sector con la venta del grano que ha llegado a sobrepasar los $200 el quintal en los últimos meses y se espera que la cosecha alcance por lo menos 900 mil quintales.

Pero antes deben superar el problema que se ha dado dentro de las fincas este año, solo para Ucafes significa afectación para unas 80 personas, que desde hace más de 15 días han denunciado que les están robando el grano. Las demás gremiales aún no tienen consolidado de denuncias.

Delincuencia reduce más sus ganancias

El problema de la delincuencia no solo afecta dentro de las fincas, tal como lo han señalado varios representantes del sector cafetalero, los encargados de transportar el producto también se enfrentan a pagos de extorsión para poder movilizar el producto.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores de Café, Abecafé, Marcelino Samayoa, refirió que en algunas zonas del país exigen cierta cantidad de dinero para poder entrar a los sectores donde se encuentran los beneficios.

Tal como lo apuntan algunos comerciantes del grano, para poder ingresar a algunos lugares deben cancelar entre $5 y $10 a los delincuentes.

Esto no solo atemoriza al sector por ser víctimas de los criminales, sino que les produce pérdidas sobre las ganancias que podrían tener con el aromático.

Ernesto Lima, coincide en que las extorsiones continúan agobiando al sector, sin que se pueda erradicar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación