Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Troika condiciona a Chipre a subir IVA y bajar las pensiones

Gremiales del país crearon ente para un comercio más ágilb El FMI, la CE y el BCE también le exigen a la isla una reducción de salarios y alza en impuestos

La economía de la isla se hundiría en la recesión con el rescate de la troika. foto edh/reuters

La economía de la isla se hundiría en la recesión con el rescate de la troika. foto edh/reuters

La economía de la isla se hundiría en la recesión con el rescate de la troika. foto edh/reuters

NICOSIA. Si Chipre quiere acordar con la troika un rescate deberá subir el IVA, bajar las pensiones y disminuir el sueldo de los funcionarios. Al menos, esas son las condiciones que planteó el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y el Banco Central Europeo en un borrador filtrado por los medios para lograr una ayuda de 10,000 millones de euros.

Entre los puntos que figuran en el documento y que fueron una de las condiciones impuestas a priori por la troika, está el aumento del impuesto de sociedades del 10 % al 12.5 % y el incremento del impuesto sobre el valor añadido (IVA), del 17 % al 18 % este mismo año, y al 19 % el próximo.

Además figura el compromiso de privatizar una serie de empresas públicas o semipúblicas, entre ellas la compañía eléctrica, la telefónica o la gestión de puertos.

El periódico español ABC consignó en su edición de ayer que según el principal periódico del país, "Fileleftheros", al aumento de tributos se suma un importante programa de recortes.

El Ejecutivo bajará las pensiones un 3 % y recortará también entre el 6.5 % y 12.5 % el salario de los funcionarios.

Parte de las medidas incluidas fueron aprobadas ya por el Parlamento en diciembre pasado.

El objetivo del FMI es que Chipre alcance un superávit del 1.2 % en 2016, algo que, según reconoció el portavoz Jristos Stylianidis, el Gobierno chipriota ve irrealizable.

Según el representante, la troika ha cedido en este punto y ha aceptado la posibilidad de un superávit presupuestario tan solo en 2017, si bien el Gobierno quiere aplazar este objetivo a 2018.

El Gobierno chipriota lleva a cabo intensas consultas internas con el fin de tener listo para el próximo jueves el acuerdo con la troika internacional sobre el rescate, informó ayer Stylianidis, quien explicó que el Gobierno realiza reuniones constantes y a todos los niveles para ultimar los detalles del memorando con la troika.

Además de una reunión extraordinaria del gabinete de ministros celebrada ayer por la mañana, estaban previstos encuentros con los líderes de los partidos políticos y con los grupos negociadores.

"El próximo jueves habrá un encuentro con el grupo de trabajo del Eurogrupo y para entonces todo tiene que estar completado", aseguró el portavoz.

En la recta final de las negociaciones todavía quedan flecos por resolver en distintos ámbitos, entre ellos en el sector bancario, energético, en las finanzas públicas, en cuestiones relacionadas con medidas de ajuste económico y en el sector público.

Las exigencias publicadas ayer contrastan con las declaraciones que el presidente Nikos Anastasiadis hizo el viernes pasado de que en la negociación con la troika no estaban sobre la mesa ni rebajas salariales ni el despido de funcionarios; tampoco las pensiones.

El plan del Ejecutivo

El plan de Anastasialleva una línea contraria a la austeridad. El funcionario se ha propuesto sacar adelante un programa urgente de reactivación económica.

El periódico español El País aseguró ayer en una publicación que el programa del Gobierno tiene dos pilares fundamentales: atraer inversión extranjera con incentivos fiscales a las empresas que reinviertan sus beneficios y una reforma legislativa para permitir el juego.

Pero ambos propósitos afrontan como sendos inconvenientes: la subida del impuesto de sociedades, hasta ahora del 10 % y que tras el rescate tasará al 12,5% y la empecinada oposición de la Iglesia, contraria a una actividad que es legal en el norte de la isla, bajo ocupación turca desde 1974.

De hecho, la baza del juego como fuente de ingresos ha cobrado relevancia desde que a finales de 2011 el entonces presidente, Dimitris Jristofias, del partido comunista AKEL, rechazara la propuesta de un megacasino, inversión que diversas fuentes cifraron en torno a los 10,000 millones de euros y tras la que presuntamente se hallaba el magnate Sheldon Adelson. El Eurovegas chipriota pasó de largo por las "objeciones morales" de Jristofias y su partido.

Otro de los puntos del plan que Anastasia anunció el fin de semana pasado es bajar la elevadísima factura de la luz —descomunal frente a, por ejemplo, las irrisorias tarifas de la telefonía móvil—, bonificar fiscalmente a las empresas que reinviertan sus beneficios y recurrir a los fondos europeos para combatir el paro juvenil, que en diciembre de 2012 era del 28.4 %, según datos de Eurostat.

El Instituto Internacional de Finanzas (IIF) ha pronosticado que con el rescate la economía se sumiría en una recesión.—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación