Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temperaturas heladas y lluvias afectan trigo y maíz en EE. UU.

Las condiciones metereológicas frenarán los trabajos de siembra de maíz y posiblemente dañaron la cosecha de trigo

Las nevadas impactaron las cosechas de trigo. Foto EDH

Las nevadas impactaron las cosechas de trigo. Foto EDH

Las nevadas impactaron las cosechas de trigo. Foto EDH

CHICAGO. Las temperaturas heladas de las primeras horas del miércoles posiblemente hayan dañado el trigo de invierno en el sudoeste de los Grandes Llanos estadounidenses, mientras que la lluvia y la nieve en esa región y en el centro del país demoraron o frenaron la siembra de maíz pero aliviaron la sequía.

"Probablemente hubo algo de daño al trigo, (la temperatura) bajó a alrededor de -10 grados centígrados en el norte de Texas y descendió a -11 grados centígrados en el sudeste de Colorado", indicó Andy Karst, meteorólogo de World Weather Inc.

Karst dijo que la ola de frío dañó al trigo desde el sudoeste del estado de Kansas hasta el oeste del estado de Oklahoma y y el norte de Texas.

"Mañana volverá a hacer frío, por lo que probablemente habrá más daños", explicó el meteorólogo.

Fuertes nevadas cubrieron el norte de la región central a mediados de la semana. Unos 500 milímetros de nieve cayeron en Valentine, en el estado de Nebraska, y entre 150 y 300 milímetros o más en otros lugares, según Karst.

Lluvias de 25 a 50 milímetros o más cayeron sobre la mayor parte del oeste de la región central y la lluvia se trasladará el miércoles y jueves hacia el este de la región central, aseveró el experto.

"La humedad en el oeste de la región central será beneficiosa, no terminará con la sequía pero aumentará los niveles de humedad del suelo", manaifestó Karst.

Esta semana la demora en la siembra de maíz será generalizada y la próxima semana solo se harán siembras esporádicas. "Esto interrumpirá la siembra por ahora, y la próxima semana puede haber lluvias intermitentes que frenarán el trabajo en el campo", dijo Karst.

Los productores estadounidenses no están felices con el frío y la nieve, que podrían estar causando más daños a sus cultivos de trigo de invierno, pero las lluvias de abril fueron bien recibidas después de la peor sequía en más de 50 años, que redujo la producción agrícola el año pasado y ha estado presionando a la cosecha de trigo de invierno.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) dijo el lunes que el 36 % de la cosecha estadounidense de trigo de invierno estaba en condiciones de buenas a excelentes, en alza frente al 34 % de hace una semana pero muy por debajo de la cifra de 61 % hace un año. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación