Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temen conflicto entre EE.UU. y Siria dispare precio de crudo

Precios de petróleo han sobrepasado el umbral de los $100 por barril a partir de la amenaza del ataque

Temen conflicto entre EE.UU. y Siria dispare precio de crudo

Temen conflicto entre EE.UU. y Siria dispare precio de crudo

Temen conflicto entre EE.UU. y Siria dispare precio de crudo

Los mercados mundiales temen que el precio del petróleo suba a $120 en octubre próximo si hay una escalada en el conflicto bélico entre Estados Unidos y Siria, sobre todo si afecta a los países vecinos. Incluso ya hay analistas que se atreven a pronosticar que el barril de crudo llegaría a $150.

Pero aunque Siria no es un jugador tan relevante en el mundo petrolero, se ubica en una región clave: Seis de los países aledaños son responsables del 70 % del crudo que produce la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP); además la cosa se agravaría si Irán apoya a Siria.

El Salvador no puede verse ajeno a este conflicto, pues más temprano que tarde podría tocar el bolsillo de sus ciudadanos.

Por ser un importador neto del petróleo y sus derivados y además, socio comercial de Estados Unidos, la economía salvadoreña depende estrechamente de las alzas y bajas que se deriven de las acciones estadounidenses.

De hecho, desde julio pasado el barril del petróleo comenzó a subir de precio. A inicios de agosto pasó el umbral de los $100 por barril y desde ahí su ascenso ha sido imparable (ver gráfico). Ayer el crudo de Texas cerró en 109.52.

"El barril ya sobrepasó los $110 y eso va a significar alzas de precio en las próximas semanas", dijo el vicepresidente de la Asociación de Distribuidores de Petróleo (Adepetro), Jorge Rodríguez. "Tendremos precios más altos en los productos refinados", agregó por su parte el economista Rigoberto Monge.

Pero este fenómeno es como el toque de Midas: todo lo que el crudo toque se convertirá en oro. Las continuas alzas de petróleo encarecerán el transporte de los alimentos y de las materias primas, por consecuencia los bienes y servicios tenderán a subir de valor.

El ministro de Economía, Armando Flores, señaló: "En la medida en que la situación en el Oriente Medio se tensione política y militarmente tendrá repercusión en los precios locales de combustible". "En un país que es importador neto; lo que pasa en los países internacionales repercuta en los locales", declaró. También habrá alzas en el propano y butano, los dos componentes del gas que utilizan los salvadoreños para cocinar sus alimentos.

De hecho, la semana pasada este combustible subió significativamente, producto de la variación a nivel internacional ($0.96 por cilindro de 25 libras y $1.34 el de 35 libras).

"La mayoría de la gente no lo siente porque tiene subsidio", dijo el funcionario, al referirse a la ayuda estatal de $9.10 que se da cada mes.

Jorge Rodríguez explicó que aunque los salvadoreños no sentirán el alza del petróleo inmediatamente éste llegará.

Los precios de los combustibles que Economía publica cada 15 días son obtenidos a través de una "fórmula" de referencia que toma un promedio móvil de los precios internacionales de las últimas tres semanas.

Esto significa que las alzas de hoy solo podrán verse reflejadas en el precio al detalle varias semanas después.

Pero el alza no se sentirá sólo entre los automovilistas, sino también en la producción de electricidad. Según el Consejo Nacional de Energía, el 46 % de la electricidad que consume el país se genera a partir del búnker, un derivados del petróleo.

La industria es uno de los sectores más preocupados con el tema, pues aunque muchas de sus empresas están sumándose, poco a poco, a la generación y consumo de energía renovable, la gran mayoría requiere de la energía que se transmite a través de la red eléctrica.

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) ha insistido en una política industrial que le permita mecanismos para reducir el precio de la energía, pero el Gobierno no ha dado señales claras al respecto.

Baja demanda

Los altos precios de los combustibles están reduciendo la demanda de gasolina en el país. Según el Banco Central de Reserva, a julio 2013, la factura petrolera fue de $1,251.4 millones, 6.8 % menos que entre enero y julio de 2012.

Los distribuidores de combustibles tenían buenas expectativas de venta este año, pero las alzas que experimenta el crudo han limitado las compras de los conductores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación