Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Televisoras piden a Siget revertir concesión de canal

Expusieron argumentos técnicos y jurídicos ante la Junta Directiva de la institución

De izq. a der. están Jorge Carbajo (Canal 12), Carlos Francisco Aguilar (TCS) y Freddy Ungo (Canal 21). foto edh / rené quintanilla

De izq. a der. están Jorge Carbajo (Canal 12), Carlos Francisco Aguilar (TCS) y Freddy Ungo (Canal 21). foto edh / rené quintanilla

De izq. a der. están Jorge Carbajo (Canal 12), Carlos Francisco Aguilar (TCS) y Freddy Ungo (Canal 21). foto edh / rené quintanilla

Con argumentos jurídicos y técnicos en mano, tres representantes de los canales de televisión nacional 2, 4, 6, 12, 19 y 21 pidieron ayer a los directivos de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) que revoquen la asignación del canal 11 en VHF que se concedió al canal 37-UHF por considerarlo ilegal y atentatorio contra la libre y sana competencia.

"Hemos presentado argumentos legales y técnicos que nos dan la razón y todas las pruebas que se presentaron en Siget, de conformidad con nuestra oposición, al irregular otorgamiento del canal otorgando una mejor frecuencia a favor de terceros", declaró Carlos Francisco Aguilar, vicepresidente legal de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

"Lo que queremos es que se revoque esta asignación. Es una concesión disfrazada", dijo Freddy Ungo, director general de Grupo Megavisión (canales 19 y 21).

Por su parte el director general de Canal 12, Jorge Carbajo, advirtió que con esta asignación se afecta técnicamente a los canales ya establecidos. "Son afectaciones técnicas que nosotros sufriríamos independientemente de los daños al Estado".

Cada uno expuso sus razones por separado ante la Siget. También lo hicieron representantes de la empresa TVRED, S.A. de C.V., propietaria del canal 11 al que se le concedió esa frecuencia.

Sus representantes no quisieron ofrecer declaraciones a los medios porque aseguraron no tener autorización para ello.

La asignación de la frecuencia en mención fue otorgada el 10 de abril de este año por orden de Ástor Escalante, quien tenía tan solo diez días de haber sido nombrado como nuevo superintendente de esa institución.

El espacio fue vendido a una universidad, que a su vez, la vendió por $3.7 millones a TVRED S.A. de C.V. a pesar de que desde 2009 había una disposición legal que impedía la asignación de frecuencias mientras durara el proceso para pasar de la televisión análoga a la digital.

Uno de los argumentos técnicos presentados ayer fue explicado por Saúl Vásquez González, asesor técnico de TCS (canales 2, 4 y 6), quien expuso las ventajas que tendría el canal beneficiado al obtener ese espacio.

"La diferencia entre UHF y VHF es el área de cobertura y modo de propagación. El VHF tiene más ventajas".

Explicó que, en un espectro en el que todos los canales son análogos, conceder otro tipo de modulación produce interferencia al otro.

"Por eso nunca se dio el canal 3, porque hacía interferencia con el otro de la par. En el caso del canal 11, haría interferencia con el otro", dijo en referencia al Canal 12.

"Ya quisiéramos todos los canales que estamos en UHF tener un canal en VHF, pues que son técnicamente condiciones más favorables", explicó Carbajo.

Entre los argumentos jurídicos destacaron que se vulneró el derecho a la igualdad, contenido en la Constitución de la República. Alegaron, además, que no hubo principio de legalidad, que Ástor Escalante actuó fuera de los parámetros que le otorga la ley y que hubo incluso vicios como la falta de transparencia, al no publicar de forma íntegra la resolución en la que se otorgaba el espacio.

Todos dejaron claro que en ningún momento se oponen a que entren nuevos actores al ruedo televisivo. "No nos estamos oponiendo a la competencia. Bienvenida la competencia. De hecho, aquí estamos como competencia. Pero lo que queremos es que si vamos a entrar en un régimen de competencia, que sea con base en la ley", expresó Ungo.

Tras la reunión con la Siget, los representantes de los canales televisivos se retiraron de las instalaciones solo con la promesa de que serán notificados de cualquier decisión, pero sin una fecha tentativa.

"Esto puede tardar. Dependerá de ellos que nos llamen y nos den la razón", dijo Aguilar.

Demandas

Mientras tanto, los directivos no descartan acudir ante instancias judiciales para presentar demandas o pedir una investigación exhaustiva sobre la asignación de este espacio televisivo.

"Llegaremos hasta donde se tenga que llegar", mencionó Ungo.

La Fiscalía General de República, por su parte, ya inició de oficio un proceso de investigación por el procedimiento que otorgó Escalante.

Los representantes televisivos esperan que la institución haga su trabajo y llegue hasta el fondo de las razones legales que impulsaron a Escalante a conceder esta frecuencia en tiempo récord.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación