Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Telefónicas piden ampliar el espectro radioeléctrico

El sector de telecomunicaciones es uno de los que más invierte en el país.

El sector de telecomunicaciones es uno de los que más invierte en el país. | Foto por archivo

El sector de telecomunicaciones es uno de los que más invierte en el país.

Las operadoras telefónicas en El Salvador corren el riesgo de quedar rezagadas en la capacidad de brindar servicio de telefonía móvil y datos para el final de la década. El espectro radioeléctrico con el que cuentan no sería suficiente para responder al crecimiento en la demanda de internet móvil y otros servicios.

De acuerdo con el director de país de Claro, Erik Behner, son necesarias algunas reformas en el uso y asignación de estas frecuencias.

Según explicó el encargado de relaciones entre gobierno e industria de Ericsson para Latinoamérica, José Luis Ayala, para finales de la presente década se estima que el tráfico de banda ancha (usado para servicios de internet, transferencia de datos y servicios multimedia) será 10 veces mayor que el actual.

El experto dijo que para cubrir la demanda de los usuarios, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha estimado que los países deberán mantener un espectro radioeléctrico de entre 1,300 a 1,500 gigahertz.

El Salvador, según explicaron representantes de Claro, tiene por el momento solo tres bandas, las cuales llegan a un espectro de 300 gigahertz aproximadamente. El espacio podría quedarse limitado conforme aumente la demanda de servicios de última tecnología, conocidos como 4G. Aunque se estima la penetración de la telefonía celular en más del 100% (8 millones de celulares para 6 millones de personas), el servicio no podría continuar innovando.

Reformas necesarias

Liberar el espacio radioeléctrico y hacer modificaciones al mecanismo para asignar frecuencias a los operadores telefónicos son las opciones que los representantes de Claro consideran necesarias para continuar innovando y prestando un servicio a la población.

Siguiendo recomendaciones de la UIT, señalaron que se necesita identificar nuevas frecuencias y destinarlas al servicio de banda ancha, sin discriminar a los operadores actuales del mercado.

Por otro lado, Erik Behner comentó que actualmente la dinámica de subasta de frecuencias se realiza cada 20 años. El proceso incluye a radio, televisión y telefonía. Esto limita el desarrollo del último rubro para responder al crecimiento de la demanda, el cual es de 7% cada año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación