Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tasas de interés suben, pero aún son las más bajas de C.A.

La expansión del crédito ha disminuido la liquidez de los bancos, que buscan más dinero

La buena noticia es para los depósitos, pues los bancos han estado pagando más intereses en los últimos meses. Foto EDH

La buena noticia es para los depósitos, pues los bancos han estado pagando más intereses en los últimos meses. Foto EDH

La buena noticia es para los depósitos, pues los bancos han estado pagando más intereses en los últimos meses. Foto EDH

Las tasas de interés, tanto en préstamos como en depósitos, han aumentado en los últimos meses, según los reportes del Banco Central de Reserva. Aun así son de las más bajas de Centroamérica.

El alza se debe a la expansión que tuvo el crédito en el último año y a una mayor demanda de financiamiento por parte del Gobierno, además de la incidencia de factores externos, aseguraron economistas.

Las buenas noticias están por el lado de los depósitos, pues los datos del BCR a noviembre de 2013 muestran que todas las tasas de los diferentes plazos han subido, con excepción de la de 360 días.

Los depósitos a plazo de 30 días han pasado de una tasa de interés del 2.69 % al 2.72 %; los de 60 días han ido de 2.65 % a 2.85 %; los de 90 días, de 3.34% a 3.58 % y así, con otros plazos más.

Esto significa que los ahorrantes podrán ganar más por sus ahorros.

Pero hay malas noticias por el lado de los créditos, pues las tasas también se han elevado, sobre todo las de mayor plazo.

Por ejemplo, en julio los bancos prestaban dinero a más de un año plazo a una tasa de 10.05 %, pero a noviembre prestaban a 10.41 %.

La tasa de interés de los créditos de más de un año a particulares ha pasado de 11.71 % a 11.77 % y la que se le ofrece a las empresas ha pasado de 7.49 % a 8.82 %.

Las tasas de interés de los préstamos de vivienda han bajado respecto a julio, pero si se comparan con diciembre del año pasado están más altas.

Al final de 2012 la tasa de interés era de 7.32 %, pero a noviembre de 2013 se paga 7.43 % de interés. La tasa de interés en julio del año pasado era de 7.71 %, según los datos del BCR.

El economista y exdirector ejecutivo de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), Claudio de Rosa, expresó que este incremento está asociado a la expansión del crédito, que tuvo el sistema financiero en los últimos meses del año pasado.

Los datos oficiales de Abansa destacan que los bancos comerciales aumentaron el otorgamiento de créditos en un 8.1 %, lo que significa $729.1 millones más de lo que se otorgó en préstamos a octubre de 2012. "Los bancos necesitan mantener esa expansión de crédito que se está dando en este momento", dijo el economista.

Pero el alza también está relacionado con una mayor demanda de dinero por parte del Ministerio de Hacienda, que busca financiar muchos de sus proyectos a través de la banca local, según dijo el economista Luis Membreño.

"El Ministerio de Hacienda ha requerido de más ingresos para cubrir su déficit fiscal y lo ha hecho a través del dinero del sistema financiero", dijo.

Y los bancos, al prestar más dinero, necesitan aumentar sus recursos, pues su liquidez se reduce.

De hecho, los depósitos solo crecieron 4.1 %, según los datos de Abansa.

De las más bajas

Aún con el alza que han reportado las tasas de interés en los últimos meses, el economista Claudio de Rosa asegura que el país sigue teniendo una de las tasas más bajas de Centroamérica e incluso de Latinoamérica.

La dolarización y la baja inflación que tiene el país son factores que han permitido que las tasas sigan siendo positivas.

Actualmente la inflación del país es de 0.8 %, por lo que, aun cuando se le descontara este porcentaje a la tasa de depósitos, esta seguiría siendo positiva. Lo mismo para las tasas de préstamos, que son competitivas.

El Banco Central de Honduras reporta, por ejemplo que en moneda extranjera, las tasas de interés de depósitos están entre el 1.24 % y 4.20 %, dependiendo si son ahorros en libreta, a plazos o bonos a caja.

Las tasas de préstamos rondan entre los 8.75 % y 8.60 %.

Pero en moneda local (lempira), las tasas de interés de los préstamos han variado entre los 19.50 % hasta los 20.25 % en el último año, y la tasa de los depósitos ha variado entre los 7.40 % y 7.55 %.

En Guatemala, el Banco Central de ese país informó que a septiembre de 2013, la tasa de interés de los activos (préstamos) era de 13.63 % en moneda local, mientras que la tasa de interés pasiva (préstamos) era de 5.50 %, siempre en moneda local.

En El Salvador, las tasas de interés cayeron después de la privatización de los bancos. De Rosa recuerda que antes de la dolarización, un préstamo para vivienda rondaba el 20 % de interés, pero después de 2001, el interés bajó a 7 % aproximadamente.

Esto ha permitido que más personas busquen el sistema bancario para financiar sus proyectos personales.

Liquidez

Al aumento del crédito, el bajo crecimiento de los depósitos y una mayor necesidad de dinero por parte del Gobierno también se suma una mayor reserva de liquidez, que está relacionada con la época electoral que vive el país.

Por ley, los bancos deben guardar el 20 % de sus pasivos (la mayoría de ellos depósitos) como una garantía, si se diera el caso de un retiro masivo de efectivo.

Sin embargo, el junio de 2013 el BCR pidió a todos los bancos que incrementaran en 2 % (unos $209 millones) como una medida precautoria ante las elecciones presidenciales de este año.

Esta reserva se suma a otra más que se autoaplican los bancos comerciales, como garantía de sus finanzas internas y que, según el informe a octubre 2013, totalizó el 31.54 %.

De Rosa explica que estas reservas de dinero más la que los bancos están entregando a través de créditos, totalizan aproximadamente el 25 % de todos los depósitos, por lo que el banco necesita mantener ese flujo aumentando las tasas de interés.

"Con todo eso, se va reduciendo la liquidez de los bancos y eso ha hecho que se incrementaran las tasas", dijo por su parte Membreño.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación