Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Supervisor de EE.UU. endurece normas de créditos hipotecarios

Los bancos tendrán que verificar los ingresos de un potencial prestatario antes de otorgarle un crédito hipotecario.

WASHINGTON. Un ente oficial estadounidense de protección a los consumidores dijo ayer que obligará a los bancos a usar nuevos criterios para determinar si un prestatario puede pagar un crédito hipotecario, buscando evitar la facilidad con que se otorgaron préstamos que ayudaron a poner a la economía en recesión.

Bajo las nuevas condiciones y reglamentaciones, los bancos tendrán que verificar los ingresos de un potencial prestatario, la cantidad de deuda que ya tiene, y su empleo.

La Oficina de Protección Financiera al Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) destacó que sus nuevas directrices también protegen a los prestatarios ante créditos hipotecarios irresponsables, brindando algunas protecciones legales a los prestamistas que ofrecen productos más seguros y a menor precio.

El sector hipotecario, que ha destinado miles de millones de dólares el último año para llegar a un arreglo por demandas de que falsificó documentos y empujó a los prestatarios a tomar hipotecas que no podían solventar, probablemente se inclinarán a favor de las protecciones ofrecidas realizando esas "hipotecas calificadas".

Con los radicales cambios, los reguladores buscan reformar el mercado de financiación de la vivienda y agilizar los préstamos, que han estado inactivos desde que estalló la crisis de crédito y se promulgaron reformas que limitan la actividad bancaria.

Los prestamistas y los grupos de consumidores han esperado ansiosamente la nueva normativa, que está entre las más controvertidas sobre supervisión llevadas a cabo por el Gobierno.

"Este enfoque debería permitir a los prestamistas ofrecer créditos hipotecarios sostenibles para un gran número de prestatarios calificados sin tener que arriesgarse a litigios irrazonables", dijo en un comunicado Debra Still, presidente de la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Estados Unidos.

Los grupos de consumidores en general aplaudieron las directrices.

El director del Centro para Préstamos Responsables, Mike Calhoun, dijo que la medida tiene en su mayor parte un "enfoque razonable para los préstamos hipotecarios".

"La aplicación de estas normas justas y comprensibles para el mercado hipotecario fomentarán una industria de la vivienda sea más competitiva y robusta", dijo.

El martes pasado Bank of America anunció un acuerdo para pagar 11,600 millones de dólares a Fannie Mae y solucionar un litigio contencioso por préstamos hipotecarios de riesgo vendidos a este grupo semipúblico, que se dijo estafado en la operación.

Según la demanda presentada por el Estado, los préstamos fraudulentos y a personas insolventes vendidos a Fannie Mae y Freddie Mac, que luego no pudieron ser cobrados, generaron pérdidas por 1,000 millones. Como este banco hay otros con similar proceder. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación