Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Superintendencia pide modificar la licitación 300 MW

Solicita que se asignen categorías de suministro uniformes y que no sea necesaria una unidad de generación firme.

La licitación le apuesta a energías renovables y a otros mecanismos de producción no contaminantes. FOTO EDH / ARCHIVO

La licitación le apuesta a energías renovables y a otros mecanismos de producción no contaminantes. FOTO EDH / ARCHIVO

La licitación le apuesta a energías renovables y a otros mecanismos de producción no contaminantes. FOTO EDH / ARCHIVO

La Superintendencia de Competencia (SC) señaló ayer, a través de un comunicado, que en el proceso de licitación de 300 Megavatios (MW) de energía se debe de evitar limitar la participación de agentes que ya están en el mercado, en relación con su capacidad firme inicial y a varios proyectos con avances en su planificación.

También enfatizó en la necesidad de articular los requisitos y plazos de manera que los proyectos de los proponentes tengan iguales oportunidades para rivalizar exitosamente en el proceso licitatorio.

"Las bases de licitación contienen algunas medidas que podrían limitar la participación de algunos de los agentes que ya están en el mercado y otorgar alguna ventaja a proyectos nuevos con un avance considerable de planificación", sintetizó la SC.

Por ello el ente de competencia insistió en que las bases de licitación desincentivan la participación de generadores que ya participan en el mercado, además que los proponentes cuyas unidades se encuentren radicadas fuera de El Salvador, tienen la limitante adicional que sólo pueden ofertar 10 MW por el primer bloque y 10 MW por el segundo y tercero, lo cual maximiza los efectos restrictivos de los requisitos.

En este sentido la SC recomienda asignar los bloques según categorías más uniformes, por ejemplo incumbentes (que ya participan en el mercado) o nuevos entrantes, con plazos diferenciados para cada uno de ellos, de forma que se permita el acceso a más interesados y las distribuidoras diversifiquen sus riesgos.

Otro aspecto es la necesidad de evaluar la conveniencia de modificar el apartado 7 de las bases de licitación, por ejemplo, en el sentido que para respaldar la oferta, el agente económico no necesite que la unidad de generación tenga ningún nivel de capacidad firme inicial comprometida.

Por ello, la SC recomienda a la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) considerar estos aspectos y realizar las modificaciones pertinentes para garantizar un proceso eficiente, competitivo y transparente.

El concurso es promovido por la Compañía de Alumbrado Eléctrico de San Salvador, S.A. de C.V. (CAESS), para contratar el suministro para su distribución y otras seis empresas de electricidad en todo el país.

Se divide en tres bloques (de 30, 250 y 20 MW) y se suministrará a partir del 1 de mayo de 2014 y 1 de agosto de 2014, según informes de la Siget y de otras instancias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación