Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Suben costos de vendedores de fruta en La Tiendona

Tienen que pagar $18 por inspección de rayos X más $25 por una cuadrilla que hace revisión física

Si la fruta queda atascada en las fronteras, muchas veces, se echa a perder. foto edh / lissette monterrosa

Si la fruta queda atascada en las fronteras, muchas veces, se echa a perder. foto edh / lissette monterrosa

Si la fruta queda atascada en las fronteras, muchas veces, se echa a perder. foto edh / lissette monterrosa

Tres de las grandes cooperativas que comercializan más del 83 % de las frutas en el mercado mayorista La Tiendona, de San Salvador, han visto incrementados, significativamente, sus costos por el pago de los $18 que la Dirección General de Aduanas está cobrando al transporte que pasa por los principales puntos fronterizos del país.

Henry Orellana, portavoz de la Asociación de Cooperativas que importan frutas al país, Acoopfruta, dijo que solo en junio pasado, se pagaron aproximadamente $21,000 para que Aduanas hiciera la inspección de su mercadería a través del escáner de rayos X, que se implementó desde enero de este año.

Los costos serían menores, de no ser porque además de los $18 de inspección, los camiones que transportan banano, plátano, sandía y melón también tienen que pagar $25 para la cuadrilla de cinco personas que verifican físicamente el contenido de los furgones.

"Pagamos $18 para que no se haga la revisión física, y al final siempre se hace y tenemos que pagar $25 más para que lo hagan", reclamó el comerciante.

De acuerdo con Orellana, este costo todavía no se ha trasladado al precio de los productos pues éste tiene ciertas características que no permiten un alza significativa.

"No hemos subido los precios porque si lo hacemos, las ventas bajan y ese producto nos queda y se pudre, y eso representa más pérdidas para nosotros", dijo Orellana.

Y aunque no quieran, siempre tienen pérdidas. Debido a que el proceso de verificación del producto se ha vuelto engorroso en las fronteras, los camioneros pasan muchas horas, incluso días, con el producto en el camión y mucho de ese se echa a perder.

Sin embargo, el reporte semanal de los productos agrícolas que hace el Ministerio de Agricultura indica que el precio del guineo de seda, así como plátano maduro grande, el limón pérsico y la piña han experimentado alza de precio en los últimos días.

La sandía y el melón tienen los mismos precios que semanas atrás, de acuerdo al informe de la institución gubernamental.

Las tres cooperativas que forman la asociación movilizan unos 200 camiones con más de 80,000 quintales de fruta cada mes.

En enero de este año y tras cerrarse las fronteras por varios días, la Asamblea aprobó un decreto que suspendía por 180 días el cobro de los $18 para el transporte internacional que solo va de paso por El Salvador. Pero este no explica nada sobre el transporte con productos perecederos.

Orellana quiere que, ante una inminente discusión por una prórroga a este decreto, el transporte de productos perecederos sea incluido en los beneficios legales o que se les exima de este pago, que ya está apretando el bolsillo de los comerciantes.

Si el cobro se mantiene, el representante de las cooperativas no duda en que el precio de las frutas encarezca en los próximos días, pues dice que los costos ahora ya son insostenibles.

Cuenta regresiva por decreto legislativo

Esta semana comenzó la cuenta regresiva para que venza el plazo de ese decreto que suspendió el cobro para el transporte internacional.

Quien más ha insistido en este tema, es Raúl Alfaro, presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (ASTIC) pues como su nombre lo dice, la mayoría de su flota vehicular usa las fronteras de El Salvador solo de paso.

El empresario ha sabido que esta semana podría discutirse, de nuevo, el tema en la Asamblea Legislativa, aunque ayer, en la comisión de Hacienda donde tiene que ventilarse, el tema no estuvo en agenda.

El plazo vence el 16 de julio por lo que el 17 de este mes, el asunto debería estar resuelto. De lo contrario, Alfaro dice que los transportistas de toda Centroamérica iniciarán protestas y cerrarán las fronteras de El Salvador, lo que ocasionaría un fuerte golpe al comercio regional, que ya comenzó a sufrir las consecuencias, con una baja en las exportaciones.

Aparte está el tema de los importadores y exportadores, quienes han negociado todas las alternativas a través de la Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (Cifacil) en la que, a pesar de que están dispuestos a pagar los $18 por revisión, insisten en que este mecanismo sea verdaderamente eficaz y no genere más retrasos a los comerciantes que utilizan las fronteras.

Raúl Alfaro sostiene que el cobro ha generado más trabas que beneficios para el comercio nacional y regional, pero insistirá en lo que le compete, que es en definitiva, el transporte internacional.

Tanto así, que ha acudido al Parlamento Centroamericano e insistirá en la Asamblea Legislativa para que se elimine definitivamente este cobro.

A pesar de la importancia del tema, la Dirección de Aduanas aún no ha emitido ninguna resolución sobre el mismo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación