Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sostenibilidad fiscal también incluye aplicar más impuestos

Empresarios se niegan a pagar más gravámenes si el Ejecutivo no es eficiente en el uso del dinero

El ministro Carlos Cáceres (der.) ha tenido que explicar los gastos a los diputados. Foto EDH

El ministro Carlos Cáceres (der.) ha tenido que explicar los gastos a los diputados. Foto EDH

El ministro Carlos Cáceres (der.) ha tenido que explicar los gastos a los diputados. Foto EDH

Lograr la "sostenibilidad fiscal" también pasaría por aumentar los impuestos.

Según las medidas que el gobierno planteó en noviembre del año pasado, se ha contemplado aprobar una ley de impuestos a la propiedad no productiva, eliminar la exención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en la ley de imprenta y aplicar un impuesto a las transacciones financieras.

La meta es llegar a un nivel de recaudación que equivalga al 17 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Ahora está en 15.5 %, según Cáceres.

Una propuesta gubernamental estima que con estas medidas el Gobierno podría tener $108.5 millones extra, que representarían el 0.43 % del Producto Interno Bruto.

El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo esta semana a los diputados que también se está trabajando en un proyecto para aumentar los impuestos este año.

Pero a pesar de que la empresa privada entiende que el Gobierno necesita más ingresos, se niega a que las empresas y la población en general sigan pagando impuestos que no son bien utilizados.

La falta de medicamentos en los hospitales, el retraso en el pago de salarios a cargos tan básicos como los policías y la demora en el pago de los útiles escolares y a otros proveedores les hace creer que el gobierno no está utilizando de forma eficiente el dinero público.

Según estadísticas del Ministerio de Hacienda, el gobierno recaudó un total de $3,820.4 millones en 2012, $177.3 millones más que el año pasado.

Y aún así, Hacienda ha presentado problemas de caja que le han obligado a recurrir a más préstamos a corto y largo plazo.

A eso se suma que ha sido este gobierno el que ha establecido más impuestos en diversos rubros, como el costo del pasaporte, la emisión de nuevas placas para los vehículos, impuestos a productos específicos como el alcohol y el tabaco y otros que han logrado que la carga tributaria se sitúe en el 15.5 %.

En este gobierno se han aplicado tres reformas fiscales que sólo han contemplado más impuestos tanto a los ciudadanos de la clase media como a las empresas.

Según la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), el gobierno debe reducir el gasto más que seguir aplicando otros impuestos que, a su juicio, deprimirían aún más la economía nacional.

Más crecimiento

El reto que la empresa privada plantea es que el gobierno genere las condiciones para más inversión y así la carga tributaria aumente al nivel que necesitan.

Pero esta es la lucha constante de la empresa privada pues desde que Funes asumió como Presidente de la República, los ataques hacia el sector privado han sido comunes.

El director de la Agencia de Promoción de la Exportación e Inversiones (Proesa), Giovanni Berti, reconoció el jueves pasado que el país necesita aumentar su inversión a un nivel del 20 % si quiere tener un crecimiento económico que supere el 5 o el 6%.

La esperanza está puesta en un paquete de leyes que aún está en estudio en la Asamblea Legislativa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación