Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En solo una semana el precio del frijol se dispara a $1.25 la libra

Comerciantes aseguran que igual que el año anterior, no se tendrá la cosecha suficiente para abastecer la demanda

Los comerciantes del centro de San Salvador aseguran que el frijol nacional ha comenzado a escasear. Foto EDH /Archivo

Los comerciantes del centro de San Salvador aseguran que el frijol nacional ha comenzado a escasear. Foto EDH /Archivo

Los comerciantes del centro de San Salvador aseguran que el frijol nacional ha comenzado a escasear. Foto EDH /Archivo

En menos de una semana los precios de los granos básicos se han incrementado significativamente, alcanzando un alza de hasta 25 % más respecto al fin de semana pasado.

El frijol de seda, que el viernes pasado se encontraba ya a un dólar por libra, este jueves los salvadoreños se encontraron con que el precio había subido en algunos lugares a $1.15 y en otros hasta $1.25, en los comercios ubicados en la plaza Gerardo Barrios y en algunas tiendas de la capital.

También el precio del frijol tinto ha experimentado un alza similar. Mientras el pasado 3 de julio se cotizaba a $0.85 y $0.90 centavos la libra, ayer ya se encontraba entre un dólar y hasta $1.10.

En el Mercado Central la situación es similar, de acuerdo con un informe de precios proporcionado por la administración de esta plaza, el frijol de seda ha llegado a $1.20 por libra y el tinto a $1.10.

El alza en el precio es tal, que los mayoristas también se han visto afectados. Quienes comercializan frijol de seda por quintal se han encontrado con la sorpresa que este ya no se encuentra a $90 como la semana pasada, sino que ya ronda los $105 y $110.

También el frijol tinto ha variado su precio, pasando de $80 hasta $98 el quintal.

Incluso en algunos supermercados se encontraban presentaciones de dos libras de frijol a $2.45. ($1.23 por libra).

Pero no solo los comerciantes dan fe del alza que han experimentado los granos básicos, sino que también el mismo Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) demuestra, en su informe diario de precios al por mayor de fecha 8 de julio de 2015, que el frijol de seda nacional se cotizó en un precio mínimo de $90 y un máximo de $105 por quintal, y un día antes inclusive había alcanzado un máximo de $110.

Los informes que presenta el MAG reflejan que en menos de una semana el frijol de seda ha experimentado un incremento de casi $20 por quintal, pese a que el titular de esa cartera de Estado ha señalado que no es justificado que se esté dando el alza en los precios de los granos básicos.

Los comerciantes aseguran que el incremento que han encontrado los salvadoreños se debe a que el producto es escaso en el territorio, además prevén que con el cambio climático que vive la región, el país tampoco pueda tener acceso a importar granos de Nicaragua y Honduras.

"El problema es que a nivel regional está afectando la sequía, y con la apertura del contingente, lo que se busca es traer el maíz de Estados Unidos y el frijol de Etiopía y ese no le gusta al salvadoreño", indicó el presidente de la Asociación Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Campo), Luis Treminio.

Más carga a la población

Por si fuera poco, los salvadoreños no solo deben lidiar con que su principal alimento está más caro; también el maíz y sus derivados experimentan una nueva alza.

El viernes anterior el precio del maíz se encontraba en un máximo de $0.25 por libra, pero esta vez, ya llega a $0.30. También el precio por quintal pasó de $23 a $25 esta semana y hasta $30, según el MAG.

Los salvadoreños podrían ir viendo cada vez mucho más reducido su alimento. El año pasado, con el alza en el precio del maíz, las tortillas pasaron a elevar su precio y a reducir su tamaño. "Al agricultor no se le puede obligar a que dé barato, sobretodo cuando ya perdieron lo que sembraron de la primera cosecha y quien sabe si alcancen a sacar al menos un 25 % de lo que invirtieron, y al comerciante tampoco se le puede obligar a dar barato si ha comprado caro", dijo Ricardo Maldonado, comerciante de la plaza Gerardo Barrios. Las consecuencias del cambio climático y la falta de políticas públicas que se anticipen a estas eventualidades puede llevar a que los salvadoreños no se abastezcan de granos básicos.

Se estima que la demanda anual de maíz en El Salvador ronda los 19 millones de quintales y la de frijol es de 2.8 millones, pero con las pérdidas que ya se experimentan en las cosechas, los productores prevén que solo se logre obtener 50 % de la oferta de maíz.

Sumado al problema de la pérdida en la cosecha de maíz, que ya se estima en 7.6 millones de quintales, puede generarse otro factor desalentador para el agricultor.

Según el representante de Campo, si no se produce la cosecha de maíz, difícilmente se llevará a cabo la siembra postrera de frijol, ya que una sirve de apoyo a la otra.

"En realidad la cosecha como tal está fracasando y cada día que pasa se pierde más", dijo Ramón Mendoza, representante de la Asociación Comunal Salvadoreña.

Pese a que la cosecha de frijol en esta primera siembra solo significa el 20 % de la producción nacional, equivalente a 150 mil quintales, los agricultores estiman que solo podrán sacarse 8 mil quintales, ya que el déficit de humedad en el suelo arrasó con 142 mil quintales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación