Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Slim adquirió BancoWalmart por $236 Mlls.

El banco permitía financiar diversos artículos de la cadena sin salir del establecimiento

En diciembre pasado, Grupo Financiero Inbursa, propiedad de Carlos Slim, acordó adquirir Banco Walmart a la cadena de tiendas de autoservicios y crear una alianza comercial. foto edh

En diciembre pasado, Grupo Financiero Inbursa, propiedad de Carlos Slim, acordó adquirir Banco Walmart a la cadena de tiendas de autoservicios y crear una alianza comercial. foto edh

En diciembre pasado, Grupo Financiero Inbursa, propiedad de Carlos Slim, acordó adquirir Banco Walmart a la cadena de tiendas de autoservicios y crear una alianza comercial. foto edh

Banco Walmart de México ya es oficialmente una parte más del conglomerado empresarial de Carlos Slim, luego que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) diera el visto bueno a la operación, de acuerdo con notas publicadas en periódicos internacionales.

En concreto, la división financiera del gigante del comercio minorista en Estados Unidos se integrará dentro del brazo financiero del magnate mexicano, Banco Inbursa, en una operación valorada en alrededor de 236 millones de dólares.

Este movimiento, sumado a la reciente compra de otra entidad brasileña, supone una profundización de su negocio bancario en un momento delicado para su buque insignia, América Móvil, embarcado en una ruta de desinversiones para sortear las limitaciones de legislación antimonopolio mexicana.

Acaba así el experimento de Walmart en el negocio financiero en México. Tras lograr la licencia bancaria en 2007, su objetivo era exprimir el modelo de integración entre el comercio minorista y los servicios de crédito al consumo. Es decir, ofrecerle al cliente de los mega almacenes de Walmart poder financiar la compra de sus sofás o su televisor sin necesidad de salir del establecimiento. Un modelo que cuenta con ejemplos bien encaminados en el país, como la conjugación de Banco Azteca y Elektra.

La aventura financiera del coloso estadounidense, líder del mercado minorista también en México, no ha logrado sin embargo tomar vuelo. Su falta de anclajes fuera del sector retail intentó suplirla con una alianza con BBVA Bancomer, el mayor banco en México.

La finalización en 2013 del acuerdo, que consistía en la promoción de los productos financieros de Banco Walmart a través de la red comercial de Bancomer, fue interpretada en el mercado como la puntilla para la entidad de la cadena estadounidense.

Sus beneficios cayeron más de un 30 % en 2014, al tiempo que la calidad de su cartera crediticia se deterioraba progresivamente.

El índice de morosidad de Banco Walmart rozó el 5 % al cierre del año pasado, muy por encima del 3 % de media del sector en México. Su índice de capitalización, el colchón ante posibles turbulencias, supera sin embargo holgadamente los mínimos exigidos por los estándares internacionales.

El anuncio del acuerdo entre ambas compañías llegó en diciembre del año pasado y estaba pendiente de la confirmación por parte del órgano regulador.

"Tomando en cuenta tanto el tamaño y como el posicionamiento de los grupos financieros más grandes del país se considera que la compra no tendrá efectos contrarios a la competencia y libre concurrencia", reza la nota que da vía libre a la operación. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación