Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sistema de pensiones mixto se crearía con dinero privado

El dinero del sistema público saldría de los ahorros privados que los ciudadanos ahorraron.

Sistema de pensiones mixto se crearía con dinero privado

El fondo de pensiones público o de reparto, que coexistiría con el  esquema privado en un sistema mixto, crearía un fondo con dinero que actualmente está en las cuentas privadas de los salvadoreños que cotizan a las AFP. 

De acuerdo con el proyecto de reforma que publicó El Diario de Hoy esta semana y que ya circula en los pasillos de la Asamblea Legislativa, “los recursos para financiar el régimen de reparto estarán constituidos por las cotizaciones de este régimen, los recursos obtenidos del traslado de la cuenta individual de ahorro para pensiones y del traslado de los certificados de traspaso”, cita el documento. 

Solo este artículo es punto de debate para expertos en leyes, quienes han considerado que se estaría “expropiando” los recursos de cada persona y vulnerando los derechos constitucionales de respeto a la propiedad privada. 

Lo ha dicho en reiteradas ocasiones el abogado constitucionalista Francisco Bertrand Galindo, quien asegura que llevar el dinero privado a una cuenta común del Estado es una confiscación de los recursos. 

Lo mismo opinó esta semana el presidente de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones de Colombia (Asofondos), Santiago Montenegro. 

“Los fondos de cada persona van a desaparecer”, dijo el funcionario esta semana. 

En Colombia, explicó, opera un sistema paralelo, en el que no se tocaron los fondos de ninguno ni de otro y cada quien administra el dinero de forma separada. 

El colombiano explicó que los fondos de un sistema de reparto o público no son un ahorro pues el Gobierno puede utilizar ese dinero para lo que quiera. 

Además no invierte esos fondos para multiplicarlos. En el pasado, por ejemplo, el Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) debía hacer inversiones con el dinero de los cotizantes. Sin embargo, muchos fueron los señalamientos de que sus funcionarios se gastaban el dinero y lo administraban discrecionalmente. 

Durante su funcionamiento y hasta que el sistema se derogó, el INPEP solo había logrado acumular reservas por $374 millones, que se acabaron pronto, una vez dejaron de cotizar las personas que se cambiaron al sistema privado. 

Las AFP, por el contrario, llevan un registro de ese dinero, su aumento anual y la rentabilidad que van ganando conforme los van invirtiendo. 

Según el último dato de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) los ahorros de cotizaciones en las AFP sumaron en diciembre de 2015 un total de $8,687 millones. En diciembre de 2014, un año antes, ese fondo era de $8,053, lo que significa que en un año creció $583.3 millones producto de las aportaciones que hacen los trabajadores. 

El colombiano Montenegro dice que en las AFP, el ciudadano sabe al final de su vida laboral cuánto dinero ha acumulado, pero en el sistema público, no llega a saberlo nunca y solo logra una promesa de que el Estado le pagará una pensión mientras viva. 

“Nos van a pagar con quedan”, teme Ricardo Soriano, presidente del Comité en Defensa de los Fondos de Pensiones que ha dicho que la reforma propuesta por el Gobierno va a robarle su dinero. 

Hasta la fecha el Gobierno aún no presenta la propuesta a la Asamblea Legislativa. La reforma solo necesita 43 votos para que sea aprobada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación