Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sieca: "Región debe considerar estacionalidad de productos"

b Conocer la estacionalidad del comercio de la región permitiría planificar negocios en aras de coincidir con flujos de oferta y demanda

Los flujos de exportación intrarregionales destacan que durante el mes de marzo el valor exportado aumenta en 5.5 %. foto edh / Archivo

Los flujos de exportación intrarregionales destacan que durante el mes de marzo el valor exportado aumenta en 5.5 %. foto edh / Archivo

Los flujos de exportación intrarregionales destacan que durante el mes de marzo el valor exportado aumenta en 5.5 %. foto edh / Archivo

Los gobiernos de Centroamérica deben prestar atención a la estacionalidad de algunos productos (para garantizar empleos, inventarios, y anticipar oferta y demanda), principalmente por cambios climáticos, que afectan de manera directa o indirecta la producción y el consumo.

Lo anterior se desprende de un análisis de coyuntura económica centroamericana, presentado por la Inteligencia Económica de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), con el tópico: "Patrones estacionales del comercio de Centroamérica: apuntes iniciales".

Las fluctuaciones en las diversas variables económicas, de acuerdo con el informe, pueden verse influenciadas por múltiples factores. Un ejemplo de ello es la estacionalidad del empleo del sector agrícola, que está altamente vinculada con las épocas de siembra, cosecha y cultivo de los productos agrícolas; viendo aumentar el empleo de mano de obra en los periodos de mayor dinamismo dentro del ciclo de cultivo de los productos.

Según lo detalla el análisis, la interacción comercial de Centroamérica, tanto a nivel del mercado intrarregional como en la órbita con terceros socios comerciales, presenta patrones de estacionalidad importantes de monitorear.

Estos pueden ser vistos, según lo detalla el informe del organismo, por las fluctuaciones en los valores de exportación, que podrían ser las temporadas de cosecha y exportación así como los patrones de consumo de bienes.

Los meses de marzo y mayo a nivel regional, reportan ser los meses con mayor dinamismo cada año, mientras los meses de febrero y abril son los que exhiben una disminución estacional en las exportaciones al compararse de manera anual.

Por el lado de las importaciones los meses de mayo y octubre representan los de mayor auge cada año, factor que, podría estar ligado a la acumulación de inventarios en anticipación a las épocas de mayor liquidez en la economía regional.

Por otra parte, en los meses febrero y septiembre se reportan las mayores caídas en el valor importado por la región centroamericana.

El grupo de Inteligencia Económica de la Sieca indica que conocer los patrones de estacionalidad del comercio de la región centroamericana, le permitiría a los actores vinculados al comercio, planificar de manera adecuada sus negocio en aras de coincidir con los flujos de oferta y demanda de los mercados externos que tienen como objetivo.

Al mismo tiempo, facilitaría las labores de evaluación de riesgo. Esto al contemplar aquellos meses o periodos de tiempos en los cuales la demanda de exportaciones tiende a disminuir desde el exterior.

Algunas eventualidades como la semana santa en el espacio cultural de Centroamérica, las condiciones climáticas de la región y los picos de liquidez producto del pago de anualidades y aguinaldos, son factores que determinan en gran medida la dinámica estacional en el comercio de ciertos productos.

Valorar estas condiciones y su efecto en los mercados de la región podría maximizar el aprovechamiento que brinde el sector privado de las oportunidades de negocios vigentes en la región centroamericana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación