Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"En el quehacer publicitario necesitamos libertad"

SHERMAN CALVO:

El reconocido publicista y empresario, afirma que existen tendencias respecto a la libertad de expresión que preocupan al sector

Calvo señaló que el crecimiento de la industria publicitaria está amarrado al tema económico del país. Si el país no crece, tampoco la industria, advierte. Foto EDH / Archivo

Calvo señaló que el crecimiento de la industria publicitaria está amarrado al tema económico del país. Si el país no crece, tampoco la industria, advierte. Foto EDH /...

Calvo señaló que el crecimiento de la industria publicitaria está amarrado al tema económico del país. Si el país no crece, tampoco la industria, advierte. Foto EDH / Archivo

Aunque la industria publicitaria ha evolucionado de la antigua agencia a la nueva, aún existen grandes retos que deben enfrentar, tales como el crecimiento, asegura el presidente del Consejo Nacional de la Publicidad (CNP), Sherman Calvo, en una breve entrevista con El Diario de Hoy.

Según lo declaró, abrirse más espacios en el mercado no solo depende de desarrollar la creatividad, sino que también de que el país tenga las condiciones para que los empresarios quieran invertir en darse a conocer.

¿Cuáles son los grandes retos que enfrenta la industria de la publicidad en El Salvador?

—Los retos de la publicidad es la regulación. Esto se enfrenta no solo en El Salvador, es una amenaza que está en nuestro horizonte, pero yo diría que talvez está mas cerca. Se han visto últimamente leyes que llevan temas de regulación a la publicidad, en el quehacer publicitario necesitamos el oxígeno de libertad, es una industria que debe respirar profundo oxigeno de libertad, al igual que la prensa para generar opinión.

¿A qué se refiere con esa libertad?

—La libertad de expresión comercial es una rama de la libertad de expresión, si se corta el oxígeno a cualquiera de ellas, ambas salen afectadas y, vemos con preocupación lo que está ocurriendo como tendencia respecto a la libertad de expresión y directamente a la libertad de expresión comercial.

Aquí en el país, ¿están dadas las condiciones para avanzar en la industria de la publicidad?

—Es complicado porque talento existe, pero lo que necesitamos es soltar los amarres que hay. Primero pueden estar en la mente de quien está dirigiendo la agencia. El cambio, hay quienes lo abrazan y hay quienes que no; hay quienes no están abiertos al cambio y hay quienes que sí; pero sea lo uno o lo otro, lo que se requiere es que sea una industria publicitaria que esté creciendo y una industria publicitaria en un mercado que no crece está amarrada.

¿Qué proponen frente a este panorama?

—Frente a este tema lo que proponemos como ASAP es autorregulación, El Salvador ha manejado autorregulación publicitaria por espacio de 50 años. Lo hemos demostrado sin costo alguno para el Estado que sabemos autorregularnos, tenemos principios éticos, un Código de Ética creado en 1980, y ha trabajado con un modelo que ha sido emblemático para Latinoamérica, un trípode de la industria, medios, agencias y anunciantes fundando un consejo y trabajando por 50 años y demostrando que podemos autorregularnos, frente a los intentos de regulación que vemos latentes en diferentes países de Latinoamérica.

¿Está creciendo o no la industria de la publicidad?

—No, la industria no puede crecer porque no está creciendo la economía. En un país que está creciendo abajo del 2 % —del PIB— no le podemos pedir a la industria publicitaria que acelere el crecimiento, esa es una tarea de empresa privada y gobierno, tienen que trabajar de la mano. La publicidad es un acelerador del consumo, es un lubricante de una maquinaria productiva, el gobierno tiene que ver cómo estimula esa maquinaria productiva para entonces la publicidad pueda acelerarla. Es como decir: sin tener el carro que me den el motor, necesito el aparato productivo para que la publicidad lo que haga es estimularla, pero si no está creciendo la economía hay menos inversión y hay menos inversión publicitaria.

¿Entonces el crecimiento de la industria está amarrado también al tema económico del país?

—Definitivamente está amarrado, talento existe, hay universidades muy buenas que están formando muchos profesionales, pero se necesita un clima de inversión favorable, estabilidad, seguridad jurídica, un Estado de Derecho, que el clima de negocios sea atractivo porque así como competimos y hacemos competir a las marcas como publicistas, también hay otros países centroamericanos que están compitiendo con El Salvador; El Salvador tiene que ver cómo compite y que la inversión extranjera pueda venir al país, pero si no es atendida como debería de ser y no se genera ese clima, allí es donde empieza el problema, se limita la competencia nuestra, el crecimiento de país y el crecimiento de la industria.

¿Este nuevo gobierno, está incentivando a la industria?

—La industria de la publicidad no necesita incentivo, somos capaces de autoincentivarnos, lo que queremos es que incentiven en general a la productividad, a la sociedad productiva, sociedad de consumo, a la empresa privada; en la publicidad una vez que se genere todo esto, esta se activa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación