Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sergio Recinos:“Aunque el precio del petróleo está bajo, la economía no logra dinamizarse”

Para el presidente de Adepetro, hay diversos factores que no permiten reactivar la economía del país

Las gasolinas bajaron precios

Texaco mantiene una participación de mercado de combustibles del 49 %, según afirmó Adepetro. | Foto por archivo

Texaco mantiene una participación de mercado de combustibles del 49 %, según afirmó Adepetro.

Aunque los precios del petróleo han experimentado una reducción de más del 50 % en el último año, la economía de El Salvador aún no logra experimentar una significativa dinamización, según lo apuntó el nuevo presidente de la Asociación de Distribuidores de Estaciones de Servicio (Adepetro), Sergio Recinos.

Para el representante de la gremial, a esta fecha debería verse una economía más activa, pero el país sigue rezagado. Factores como las reducciones en los precios del crudo no se ven reflejados en todas las áreas.

Desde  julio  del año pasado, el precio internacional del barril de crudo comenzó a disminuir significativamente, pero para el representante de Adepetro, esto no solo debería reflejarse en el precio del combustible que ofrecen las estaciones de servicio.

“La energía (por ejemplo) tendría que ir a la baja, porque el 50 % de la energía que consume este país viene de hidrocarburos, y la factura, en lo personal no he visto reducciones; la gente debería estar vigilante y no solo ante ese tema, sino que vemos un montón de productos que cuando suben los precios del petróleo anuncian sus incrementos; en la canasta básica debería verse reflejado (cuando bajan), pero no sucede”, aseguró Recinos.

Con los precios del barril bajo los 50 dólares a nivel internacional, las grandes petroleras han debido ajustar sus planes de inversión y buscar modos de preservar liquidez, además que ya han habido anuncios de desempleo a causa de esto; sin embargo, para Recinos, la situación en el país debería ser diferente.

No obstante aunque no existe coherencia con el tema de las reducciones en los diversos productos y servicios que tendrían que estar experimentando los salvadoreños, en el otro lado del escenario existen factores como el bajo crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y la poca inversión extranjera que se tiene, que lleva al Gobierno a cargar a la población con más impuestos, y por consecuente a que la economía se contraiga.

Para Recinos, los impuestos no solo castigan a la población, sino que también afectan a empresas que aunque manejan grandes volúmenes de dinero, sus ganancia no son proporcionales.

“Si a nosotros nos ponen un impuesto a los volúmenes de dinero,  nos arruinan, porque no estamos en la capacidad de pagarlo, nosotros mantenemos un margen de ganancia”, advirtió.

En este tema, varias instituciones, gremiales y analistas políticos y económicos, han salido al paso desde hace meses, señalando que una mayor carga tributaria para los salvadoreños y para las empresas locales, además de mantener en detrimento la economía nacional,  también alejan más la inversión.


Prevén que el precio se mantenga bajo 


Para el representante de la gremial, el precio que ha mantenido el combustible podría continuar similar hasta fin de año.
El petróleo de Texas (West Texas Intermidiate) ha caído desde los $110 que llegó a cotizarse el año pasado, hasta los $39 que cayó hace más de un mes, y actualmente se mantiene por $45.

En el país los precios en los combustibles están entre los $2.46 (diesel)y los $2.87 (gasolina especial). También el gas propano se mantiene en $8.82 (25 libras).

Según lo destacó Recinos, con estos precios bajos, la mayoría de sectores tendría que salir ganando.  

Los salvadoreños porque podrían aumentar sus ahorros, las empresas porque disminuirían sus costos y el Gobierno porque aunque deje de percibir cierta cantidad con el Impuesto al Valor Agregado (IVA), mantiene otros gravámenes como el impuesto de 1 % que cobra cuando los precios del combustible bajan de los $50.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación