Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ser responsable es ser más competitivo

Involucra accionistas, público interno y medio ambiente

Las campañas de limpieza en el Lago de Ilopango, están dentro del programa Limpiemos El Salvador. foto edh / archivo

Las campañas de limpieza en el Lago de Ilopango, están dentro del programa Limpiemos El Salvador. foto edh / archivo

Las campañas de limpieza en el Lago de Ilopango, están dentro del programa Limpiemos El Salvador. foto edh / archivo

Seguir hablando de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) parte del principio que esta no es estática, se ha transformando y ha ido creciendo desde el concepto como se inició, según Elena María de Alfaro, presidenta de la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS).

De Alfaro asegura que es importante que se entienda que no es solo para la gran empresa, si no que a esta práctica pueden integrarse la pequeña y mediana empresa, incluso para la micro empresa.

"En un mundo globalizado, la RSE ya no es una opción, es una obligación, si se quiere competir tanto en el mercado local como internacional", comenta De Alfaro.

La RSE no es solo del dueño de la empresa, si no que es para los accionistas, para los jefes, y la gente que colabora dentro de las empresas debe tener claro de qué se trata.

La responsabilidad social hace empresas más competitivas a nivel nacional e internacional.

"La RSE ya no es una opción, es una obligación, por ejemplo si se quiere entrar al mercado europeo, todos exigen practicas de RSE", comenta De Alfaro.

En el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y en el nuevo Acuerdo de Asociación con la UE también es un requisito que las empresas practiquen RSE, ya tiene un valor dentro del mercado, se han dado casos de empresas cuyas acciones han subido gracias a que practican programas.

RSE no es Filantropía

La filantropía son donativos, a los que no se le da seguimiento, se queda ahí, mientras que con la RSE cuando se entregan libros y cuadernos posibilita que los padres continúen mandando a sus hijos hasta terminar la educación media, por ejemplo.

También en el caso de reforestación, no se trata solo de ir a sembrar un árbol, si no auditar que ese árbol crezca o hacer que alguien más lo cuide, se trata también de cuidar los recursos, comenta la presidenta de FUNDEMAS.

Después de cumplir con lo que la ley exige y dar un poco más, eso es responsabilidad social con los colaboradores, la empresa puede apoyar a sus empleados con cursos de capacitación, becas de estudio para los hijos de los empleados, entre otros.

"No cuesta miles de dólares y la ventaja es que al capacitar al empleado le va a rendir mejor", comenta De Alfaro.

La Responsabilidad Social es medible, mediante una serie de estrategias que ayudan a que las empresas logren ser sostenibles por lo tanto apoyan el desarrollo sostenible del país.

Acarrea triple ganancia, que no consiste en solo buscar sostenibilidad económica, si no que debe ir acompañada con la misma fuerza de la parte económica, social y ambiental.

Las empresas trabajan con modelos de hacer un análisis de todos los públicos de interés, en la que se involucre a sus proveedores, empleados, clientes, distribuidores y toda la cadena de valores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación