Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sequía severa pone en riesgo el 75 % de la producción nacional

Señalan que hubo mal cálculo en la predicción de sequía

El MARN ha advertido que se espera una canícula para la segunda o tercera semana de julio. foto edh / archivo

El MARN ha advertido que se espera una canícula para la segunda o tercera semana de julio. foto edh / archivo

El MARN ha advertido que se espera una canícula para la segunda o tercera semana de julio. foto edh / archivo

Productores de granos básicos a nivel nacional se encuentran preocupados porque la falta de lluvia, que ya suma más de 15 días, ha aumentado el nivel de riesgo en la producción nacional, llevando a estimar que cerca del 75 % de la cosecha está en peligro.

De acuerdo con agricultores agremiados a la Unión Comunal Salvadoreña (UCS) y la Coordinadora Nacional de Organizaciones para el desarrollo Agropecuario y rural (Conadar), se estima que 15 millones de quintales de maíz y 125 mil quintales de frijol, que se producen en esta época del año, se encuentran en riesgo.

"Hubo mal cálculo de parte del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para motivar al sector a sembrar y además faltó coordinación con las gremiales para iniciar con el proceso", destacó Luis Alberto Treminio, presidente de la Cámara Asociación de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Campo).

Según lo había sugerido el ministro de Agricultura, Orestes Ortez, a mediados de abril de este año, los productores debían animarse a sembrar a finales de mayo para aprovechar las lluvias de junio y prevenir impactos por la canícula que se esperaba hasta el mes de julio.

Sin embargo, los agricultores lamentan que estos pronósticos hayan sido en vano, ya que no se consideró que el fenómeno de El Niño azotaría con mayor fuerza al territorio, aun cuando las autoridades venían hablando desde principios de año de las altas probabilidades de su impacto.

De acuerdo con los datos presentados por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), este mes de junio se ha presentado una sequía meteorológica severa en algunas partes del territorio nacional, donde ya se contabilizan más de 15 días sin lluvia.

La titular de esa cartera de Estado, Lina Pohl, informó que la lluvia acumulada hasta el 28 de junio a escala nacional registra un valor promedio de 192 milímetros; esto es un 41 % menos respecto al promedio histórico de 325 milímetros en esta época.

Esto ha generado que el nivel de humedad de los suelos disminuya drásticamente y que las plantas carezcan de agua para desarrollarse.

Los agricultores señalaron que hay zonas como Talpetate, Tacuba, Candelaria de la Frontera, San Antonio Masahuat y Sonsonate, donde se estima que se ha dañado el 100 % de la producción de frijol, y entre un 60 y 80 % de la producción de maíz.

Aunque el titular de Agricultura, Orestes Ortez, reconoció que ya se reportan pérdidas a nivel nacional por el fenómeno de la sequía, desestimó los datos de los agricultores, sobre la cosecha que ya se encuentra en peligro.

"La situación para el sector agrícola puede tornarse más compleja", es lo que refirió el Ministro.

Según los datos que ha recogido el MAG en el territorio nacional, hay un gran porcentaje de los cultivos que se encuentran en estado de estrés y algunos con graves daños.

Según lo apuntó Orestes Ortez, en la zona oriental del país un 43 % de los cultivos se encuentra en estado de daño irreversible; un 53 %, en estrés moderado y solo un 3 % en estado normal.

En la región paracentral, el 13 % de las plantaciones se encuentra en nivel de daño severo, el 60 % en estrés moderado y un 25 % en situación normal; en la zona centro se estima que un 5 % tiene un daño irreversible, un 68 % se encuentra en estrés hídrico y un 25 % aún tiene probabilidad de desarrollarse.

En el occidente también se ha detectado que un 6 % de las plantaciones tiene un grave daño por la falta de agua, un 82 % se encuentra en estrés y un 12 % tiene un estado normal.

Ortez explicó que la cuantificación de los cultivos perdidos es un poco complejo y tardarán un poco más en tener un diagnóstico completo, pues la mayoría de las siembras estaba en una etapa inicial cuando fue afectada y no logró desarrollarse.

Plagas se suman a la amenaza

Otro de los graves problemas que surgieron con la sequía fue la aparición de plagas como la langosta o chapulín, que acabó rápidamente con cultivos de maíz, maicillo y zacate para ganado, entre otros.

"Hay zonas donde la langosta ha arrasado hasta con las hojas de los jocotes, pasto, maíz y tenemos ya cuantificados unas mil 200 manzanas de cultivo afectadas con el gusano medidor que destruye el cogollo de los cultivos", sostuvo el ministro.

Aseguró que ya trabajan junto a Sanidad Vegetal, del ministerio, en aplicaciones de pesticidas que son directamente para controlar estas plagas en los territorios afectados, pues están afectando duramente a los agricultores al igual que la sequía en la zona oriental principalmente.

Ricardo Carranza, un agricultor de Morazán, resembraba ayer manzana y media de maicillo, que perdió tras la intensa sequía que se vive en la zona y la aparición de plagas.

"El gusano se comió todas las plantas, aquí perdí todo, por eso me ha tocado volver a sembrar, porque me preocupa no tener alimento para el ganado y esta cosecha es para eso", mencionó preocupado el agricultor.

Aseguró que muchos agricultores de la zona han sembrado hasta tres veces en lo que va del fallido invierno para tratar de recuperar un poco de lo perdido, pero las cosas no pintan mejor.

Carranza dijo que en la siembra de maicillo perdió un poco más de 400 dólares y es un dinero que no recuperarán, pues las plagas y la sequía arrasaron cuando apenas surgían de la tierra.

Mauro Fuentes, otro de los agricultores afectados, mencionó que "los que sembramos en la primera cosecha perdimos completamente, en mi caso algunos terrenos he comenzado a limpiarlos para esperar las próximas cosechas".

En este punto, el ministro de Agricultura señaló que cuando existan datos más puntuales sobre la afectación del clima en las cosechas, modificaran fechas para la siembra de la época "postrera", que anteriormente había propuesto que se hiciera entre el 25 de julio y 5 de agosto.

Los agricultores esperan que las autoridades del ramo puedan ofrecer algún apoyo ante la dura situación que pasa el rubro, y que en algún momento pueda reactivarse el Consejo Agropecuario, que hasta la fecha no ha dado resultados positivos para el sector.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación