Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sequía acabó con 7.6 millones de quintales de maíz y 142 mil de frijol

Productores señalan datos de pérdidas han sido contabilizados hasta el 30 de junio

La sequía impactó directamente al maíz en la zona oriental. Carlos Carranza en El Borbollón, San Miguel, perdió dos manzanas del grano. FOTO EDH/Huber Rosales El precio del frijol y el maíz ha experimentado una nueva alza desde el mes pasado. FOTO ED

La sequía impactó directamente al maíz en la zona oriental. Carlos Carranza en El Borbollón, San Miguel, perdió dos manzanas del grano. FOTO EDH/Huber Rosales El precio del...

La sequía impactó directamente al maíz en la zona oriental. Carlos Carranza en El Borbollón, San Miguel, perdió dos manzanas del grano. FOTO EDH/Huber Rosales El precio del frijol y el maíz ha experimentado una nueva alza desde el mes pasado. FOTO EDH /ARCHIVO

La sequía severa que afecta el territorio nacional ya acabó con 7.6 millones de quintales de maíz y 142 mil quintales de frijol, de acuerdo con datos proporcionados por representantes de la Asociación Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Campo), que habían sido contabilizados hasta el 30 de junio pasado.

De acuerdo con el presidente de la gremial, Luis Treminio, los productores de maíz no solo han perdido la cosecha, sino que con las 152,475 manzanas que se deterioraron se perdió la inversión que ronda los $60 millones (a un promedio de $400 por manzana).

Pero la crítica situación no termina allí. Según las estadísticas de Campo, existen 139,909 manzanas que podrían producir más de 7 millones de quintales de maíz, que se encuentran en riesgo de perderse debido al estrés hídrico que mantienen las plantaciones.

Los datos de la gremial apuntan que en la región occidental se encuentran en riesgo 2.9 millones de quintales de maíz, entre la región central y paracentral suman 3.7 millones y en la oriental 4.2 millones de quintales.

"Después de 20 días sin lluvia una planta difícilmente se recupera. Este año se puede perder más que el año pasado, cuando se perdieron 9 millones de quintales de maíz y esta vez pueden ser más de los 14 millones", advirtió Treminio.

Las estimaciones de la gremial apuntan a que si la situación persiste igual a los últimos días, donde ya se suman 25 días sin lluvias en algunos lugares, el país no logrará cubrir la demanda nacional.

Según lo explicó el representante de Campo, El Salvador solamente tendrá una producción de 4.5 millones de quintales de maíz (lo cual no cubre la demanda anual de la población estimada en 19 millones de quintales al año), y además solo se tendrán una producción de 8 mil quintales de frijol para esta primera siembra.

El déficit de lluvia y las predicciones de un fenómeno de El Niño prolongado preocupa al sector agrícola, que aún no visualiza que el gobierno tome medidas que les ayuden a aminorar los impactos.

Pese a que el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, informó el pasado 6 de julio que se buscaría decretar emergencia nacional para movilizar recursos para contrarrestar los efectos de la sequía, al cierre de esta nota no había declaratoria en firme sobre este tema.

El presidente de Campo señaló que el MAG no tomó adecuadamente los datos que estaba generando el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales para prevenir con anticipación dichas pérdidas, pese a que desde inicio de año se habló de que el fenómeno de El Niño tendría alta probabilidad de impacto. "Ahora el problema no es decir cuánto se pierde, el problema es decir que vamos a hacer para que no haya escasez de granos básicos en los siguientes meses, porque ya la reserva que teníamos en el mercado ya se está agotando", señaló Treminio.

Aunque la cartera de estado aún no ha brindado un informe oficial sobre la cantidad de quintales de granos básicos que se han perdido, el viceministro de Agricultura, Hugo Flores, ha hecho referencia a que por lo menos 104 municipios han sido afectados por la sequía en el oriente del país y estima además unas 84 mil manzanas deterioradas.

En abril pasado, el titular de Agricultura señaló que para la cosecha 2015-2016 se esperaba una producción de 20 millones de quintales de maíz para esta época, sin embargo, hoy guarda silencio sobre la producción que podría recibir el país por la afectación de la situación climática en las siembras.

Representantes de Campo dijeron que esperan que las autoridades correspondientes activen de manera urgente el Consejo Presidencial Agropecuario para buscar soluciones a los problemas que están afectando el agro nacional. "Estamos ante una situación bastante delicada, y eso lo entienden las autoridades, ellos deberían pensar qué podemos hacer todos juntos", ha advertido el representante de la Unión Comunal Salvadoreña, Ramón Mendoza.

Ramiro Henríquez, otro de los representantes de Campo, refirió que es necesario trabajar en la creación e implementación de una política nacional agropecuaria que ayude a reducir los efectos del clima en la agricultura.

Además destacó que es indispensable la creación de un fondo especial de inversiones para el desarrollo de proyectos productivos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación