Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Senador critica dar fondos a país con alta impunidad, corrupción y criminalidad

"No tengo ninguna duda que el gobierno de Funes quiere el sello de aprobación -de fondos Fomilenio II- por acercarse las elecciones", dice el veterano Leahy

Senador critica dar fondos a país con alta impunidad, corrupción y criminalidad

Senador critica dar fondos a país con alta impunidad, corrupción y criminalidad

Senador critica dar fondos a país con alta impunidad, corrupción y criminalidad

Ante la aprobación del Segundo Compacto de los Fondos del Milenio para El Salvador ($277 millones), el senador Patrick Leahy grabó la misma tarde del jueves en el registro del Congreso una serie de observaciones puntuales por las que considera que el voto a favor del Fomilenio II es "solo un paso", pues hay muchas dudas en el seno del Legislativo de EE. UU. sobre los problemas de corrupción en el gobierno salvadoreño, ineficacia para combatir el crimen, abuso de poder de funcionarios electos y la permanente amenaza del grupo de facciones afines al partido oficial FMLN por desarticular a la Sala de lo Constitucional.

"En primer lugar, hay que reforzar de manera significativa la capacidad de la oficina del Fiscal General y la Policía para combatir el lavado de dinero, que es un problema creciente y que está impulsando las formas ilegítimas de hacer negocios. El presidente Funes anunció recientemente la creación de una unidad policial especial para este propósito y le felicito por ello, pero aún está por verse si tal unidad recibirá los recursos necesarios para ser efectiva, y si no se contamina por los mismos criminales que debe investigar y llevar ante la justicia", expuso el senador Leahy.

Y agregó: "En segundo lugar es la de respetar la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, que es la sala de la Corte Suprema que pauta las normas sobre cuestiones constitucionales. Por primera vez desde los Acuerdos de Paz, El Salvador cuenta con un órgano judicial independiente con magistrados que son ampliamente reconocidos por ser honestos, que no muestran miedo o favor, y que han dictaminado de manera independiente. Debido a que sus decisiones a veces han ido en contra de los intereses del partido en el gobierno, FMLN, y otras veces en contra de los intereses del partido ARENA, oposición, se han hecho esfuerzos para reemplazarlos con personas que pueden ser manipuladas", ha escrito el influyente político en el récord del Congreso.

Además el senador Leahy deja en claro que hay preocupación en varios de sus colegas de la Cámara Alta y de la Casa de Representantes sobre funcionarios públicos que ocupan cargos importantes y que valiéndose de su posición han colocado a personas en los estamentos de la Policía y de la seguridad pública, cuando no deben estar ahí por existir evidencias de su participación en actividades ilegales.

Leahy, senador demócrata de Vermont y redactor de la ley del Fomilenio, y el congresista Matt Salmon, republicano de Arizona, ambos presidentes de los dos subcomités del Senado y de la Casa de Representantes, que tienen a su cargo proceder con el visto bueno para soltar los fondos de los contribuyentes estadounidenses para donaciones al exterior, han planteado que para la materialización del desembolso del dinero del Fomilenio II aún deben superarse varios escollos.

Así, la buena noticia de la aprobación del fondo de $277 millones de la cooperación de EE. UU. para echar a andar el megaproyecto en la zona costera de El Salvador solo fue un paso más con el aval de la junta directiva de la Corporación Reto del Milenio. "Pero no es el paso final", dice.

"Bandera política"

El legislador insta al gobierno salvadoreño a actuar primero con decisión para hacer frente a las preocupaciones que están puestas sobre la mesa en el Congreso de EE. UU. y en organizaciones de la sociedad civil en El Salvador.

A Leahy le preocupa que la concesión del fondo sea tomada como bandera de lucha política por el gobierno de Mauricio Funes al estar tan cerca los comicios presidenciales de febrero próximo. "No tengo ninguna duda que el gobierno de Funes quiere el sello de aprobación por acercarse las elecciones", agregó.

En el documento colgado en su página web, Leahy cuestiona la debilidad de las instituciones salvadoreñas, "donde la independencia del Poder Judicial ha sido atacado, la corrupción es generalizada, y las organizaciones criminales transnacionales han prosperado".

"El lavado de dinero es un flagelo de miles de millones de dólares en El Salvador y otros países centroamericanos, y la impunidad es la norma. La Policía Nacional está desacreditada, infiltrada por el crimen organizado y la desconfianza de la opinión pública", dice.

Matt Salmon, presidente del subcomité de Asuntos Exteriores para el Hemisferio Occidental, dijo a El Diario de Hoy, que luego de recibir la noticia del aval para el Fomilenio II, estableció contacto con las autoridades del Departamento de Estado y de la agencia cooperante para hacerles saber que tenía profunda preocupación por el voto dado para hacer efectivo este Compacto.

"Llevaremos a cabo una exhaustiva supervisión a medida que el comité dé su autorización y esperamos su plena cooperación. Queremos asegurarnos de que el dinero del contribuyente de EE. UU. se utilice adecuadamente para el mejoramiento real del pueblo salvadoreño y de sus instituciones gubernamentales", dijo el congresista Salmon.

Así las cosas, llegar al desembolso de los $277 millones y al compromiso del gobierno salvadoreño de poner la contraparte de $88.2 millones para completar la bolsa de $365 millones de la obra total, podría correr en contra reloj a las expectativas del saliente gobierno de Funes.

Leahy finaliza con el reconocimiento a la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, al director ejecutivo de la MCC, Daniel Yohannes, y otras funcionarios del Departamento de Estado por tomar en cuenta sus observaciones en cuanto a la situación socio-política y económica del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación