Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Segovia ningunea fallas en sistema de aduanas

Funcionarios de gobierno dicen que no hay problemas mayores en aduanas

Decenas de camiones con mercadería tienen que esperar por horas y hasta días para pasar por las aduanas del país. Foto EDH / archivo

Decenas de camiones con mercadería tienen que esperar por horas y hasta días para pasar por las aduanas del país. Foto EDH / archivo

Decenas de camiones con mercadería tienen que esperar por horas y hasta días para pasar por las aduanas del país. Foto EDH / archivo

Mientras las empresas salvadoreñas pierden millones de dólares a diario por el atraso que genera el nuevo sistema de escáner en las aduanas del país, el secretario técnico de la Presidencia, Alexander Segovia, soslayó ayer el problema y lo vinculó a una agenda política utilizada con fines electorales.

"Nosotros creemos que no hay problemas mayores. Lo que hay es una agenda política de sabotear este proyecto por parte de sectores que históricamente se han opuesto a los cambios", dijo el funcionario.

Segovia agregó que cree que "detrás de esto hay una agenda política que se utilizó electoralmente y esperamos que ahora se dejen de utilizar los temas".

Desde enero de este año el Ministerio de Hacienda, a través de la Dirección General de Aduanas, instaló un equipo de escáner en siete aduanas para hacer la revisión no intrusiva de los furgones con mercadería de exportación e importación.

Para hacer esta revisión el Gobierno decidió cobrarle a las empresas una cuota de $18 por mercadería declarada a través de tres vías electrónicas: Sistema de Pago (Pagoes), Sistema Electrónico para generar el Mandamiento de Pago (Manpago) o la ventanilla del Centro de Exportaciones e Importaciones (Ciex).

Pero el sistema electrónico falló desde el primer día de su implementación y desde ese día hasta la fecha, ha fallado constantemente, generando atrasos para las empresas.

El jueves, nada menos, decenas de camiones con producto para exportar o importar hacían fila desde hace tres días en la frontera de El Amatillo, en Pasaquina, La Unión porque "el sistema se cayó".

Segovia aseguró que estos problemas tienen solución y que se está trabajando por mejorarlos.

Sin embargo, Pablo Durán, presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), dice que las empresas tienen tres meses de estar lidiando con este problema y no es posible que a la fecha no se haya hecho nada por resolverlo, sobre todo al conocer que las empresas están perdiendo millones de dólares por este caso.

"Ellos (el Gobierno) dicen que ya arreglaron el problema, pero lo que pasa es que de repente se vuelve a caer y ahí se genera otra vez el caos", señaló el empresario.

"El pago electrónico es el que está generando este problema. Aún si fueran $3 dólares los que se pagaran, el problema fuera el mismo", añadió.

De acuerdo con el viceministro Solórzano, el problema está en que muchas empresas despachan los camiones sin antes haber pagado el trámite vía electrónica.

En efecto, Durán dijo que muchas empresas no pagan esa cuota a través de internet, pero porque el sistema no se los permite. Así que, para agilizar los envíos, entregan el dinero a los camioneros para que sean ellos quienes paguen en aduanas directamente y "como no hay suficientes agentes, eso retrasa más el trámite", dijo Durán.

Los atrasos generaron pérdidas por $70 millones en enero y Durán estima que se sumarán otros $15 o $20 millones en febrero y marzo.

"Los datos ya son cuantificables. Esto no es palabrería. Las cifras lo dicen y se va a comenzar a notar en el comercio del país", dijo, al referirse a la disminución de producción debido a los atrasos que han tenido empresas para importar sus materias primas.

Mientras siguen las pérdidas, las empresas esperan que la Asamblea Legislativa supere cuanto antes el veto presidencial que impidió que se dejaran de cobrar los $18 en aduanas.

El presidente Funes dijo que el dinero debe seguirse cobrando a todas las empresas que usan el sistema.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación