Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sector textil y confección exportó $2,394 millones durante el año pasado

Sólo en 2013, el rubro creció el 9 %, y sus ventas representaron el 45 % de las exportaciones totales de El Salvador y generó más 72,000 empleos

Las empresas textiles y de confección invierten a menudo para estar actualizados y competitivos. FOTO EDH /ARCHIVO

Las empresas textiles y de confección invierten a menudo para estar actualizados y competitivos. FOTO EDH /ARCHIVO

Las empresas textiles y de confección invierten a menudo para estar actualizados y competitivos. FOTO EDH /ARCHIVO

La Cámara de la Industria Textil Confección y Zonas Francas de El Salvador (Camtex) es un ejemplo de crecimiento que ha tenido este sector gracias a la implementación del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América (RD-CAFTA, por sus siglas en inglés).

Desde que se estableció el Tratado, en los últimos cinco años, el sector ha experimentado un promedio anual de $2,046.6 millones en exportaciones. Este valor representa cerca del 50 % de las exportaciones totales del país.

Acorde a la realidad positiva el sector Textil y Confección registró un buen desempeño en 2013 con exportaciones que totalizaron un valor de $2,394 millones. Según representantes de la gremial estas han mantenido un buen ritmo y están representando aproximadamente el 45% de las exportaciones de El Salvador.

Con esto, el sector tuvo un crecimiento del 9 % en 2013, es decir $197 millones más en exportaciones en comparación al 2012. Estas cifras los posicionan como el sector con mayor crecimiento.

Los textileros ha tenido un crecimiento constante, según datos estadísticos brindados por la gremial. Así 2010 cerró con $1,944 millones, 2011 con $2,123 millones y en 2012 con $2,197 millones. Esto significa, para la gremial, que el sector posee el potencial de seguir creciendo.

Según José Antonio Escobar, presidente de Camtex, esperan percibir un crecimiento del 10 % para el 2014.

El ejecutivo explica que el RD-CAFTA volvió más atractivo a El Salvador en concepto de inversión extranjera, así como también le permitió adoptar estrategias de competitividad.

El RD-CAFTA ha ayudado a posicionar a El Salvador como el sexto proveedor de prendas para Estados Unidos, siendo los principales productos exportados las camisetas y T-shirts, trajes y conjuntos, ropa interior, ropa térmica, camisas, abrigos, chaquetas, ropa de bebé y ropa de cama, entre otros.

Esto representa aproximadamente el 85 % del total de exportaciones al país norteamericano, con Centroamérica como el segundo mercado externo en importancia.

De igual forma, el crecimiento del sector también ha permitido mayor generación de empleo. El año pasado el sector Textil y Confección generó 72,744 empleos directos, 2,087 nuevas fuentes de empleos estables y permanentes en comparación a 2012.

En total el sector textil, confección y zonas francas generó un aproximadamente 80,000 empleos directos y alrededor de 160,000 empleos indirectos.

De acuerdo a cifras de 2013, los salarios oscilan entre los $232 y $461, siendo $344 el salario promedio durante el primer trimestre del año en esta industria. Esto represente un crecimiento entre el 1% al 8 % en comparación al año anterior.

La erogación de aproximadamente 300 millones de dólares anuales en salarios, permite aportes al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Ministerio de Hacienda, AFP e Insaforp.

La gremial menciona que uno de los factores que comprueban el crecimiento e impacto del sector en la economía ha sido la participación activa de los bancos. Diversos bancos han otorgado créditos que oscilan entre los 20 millones de dólares hasta los 111 millones de dólares.

Para Escobar esto significa una buena participación en el sector por parte de la banca, de igual manera demuestra que la estabilidad de las empresas ha traído confianza para la inversión.

En cuanto a las zonas francas, los productos hechos bajo este régimen han experimentado "una diversificación sin precedentes", según la gremial, debido a que actualmente se están produciendo artículos como componentes electrónicos, anzuelos para pesca, calzado, sombreros, condensadores eléctricos, flores ornamentales, atún y alcohol etílico, entre otros.

En un comunicado emitido por Camtex explican que "el desarrollo social también se ve muy impactado por nuestro sector y se puede ver no sólo en los salarios y prestaciones que los empleados perciben, sino que se puede confirmar al ver los indicadores de calidad de vida e índices de desarrollo humano".

Añade que estos han ido evolucionando, particularmente bien en los municipios en donde se concentran empresas del régimen de zonas francas como Ciudad Arce, San Juan Opico y Lourdes.

Este es un sector que se concentra en las exportaciones, atracción de inversión, empleo y la vinculación con otras industrias nacionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación