Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sector privado ve oportunidad de mejorar leyes

Reformar la Ley de APP y contar con una ley que agilice trámites para la construcción son clave para atraer nuevas inversiones.

Fomilenio II generará nuevas inversiones y empleos, pero se deben cumplir diversos compromisos. Foto EDH / Archivo

Fomilenio II generará nuevas inversiones y empleos, pero se deben cumplir diversos compromisos. Foto EDH / Archivo

Fomilenio II generará nuevas inversiones y empleos, pero se deben cumplir diversos compromisos. Foto EDH / Archivo

El sector privado salvadoreño se mostró satisfecho ayer ante la aprobación del segundo compacto de Fomilenio II, por parte de la Junta Directiva de la Corporación del Reto del Milenio (MCC) porque apalancará el crecimiento económico del país y generará nuevas inversiones, y por ende, más fuentes de empleo.

La Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco) cree que ahora será necesario promover más inversiones en el país, para lo cual es fundamental reformar la Ley de Asocios Público Privados y aprobar la Ley de Agilización de Trámites para Permisos de Construcción para que el país cuente con las herramientas necesarias en fomento de su desarrollo económico y social.

Carlos José Guerrero, presidente de la gremial, destacó que con Fomilenio II se tendrá la oportunidad de fomentar un mayor desarrollo en la zona costera, lo que permitirá contar con la infraestructura logística y de comunicaciones que aumentará la competitividad y productividad, al modernizar importantes activos como el Puerto La Unión y el Aeropuerto Internacional El Salvador.

La gremial sostiene que el sector privado desempeña un rol importante, al convertirse en uno de los garantes de que los proyectos se ejecuten sobre la base de una visión de país, con total seguridad jurídica y con la implementación de mecanismos de transparencia que potencien el buen uso de los recursos a invertir.

Javier Simán, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), considera que Fomilenio II es un proyecto de mucho beneficio para el país, porque representa la oportunidad para desarrollar la zona costera y el Litoral del territorio nacional.

A su criterio, no se debe perder de vista que es un gran compromiso para el país y que además el gobierno salvadoreño debe cumplir las condiciones que exige Estados Unidos, como el fortalecimiento de la democracia e institucionalidad, el combate al narcotráfico, entre otros aspectos.

"Todas son condiciones se deben ir cumpliendo para optar a esos recursos. Es una oportunidad, pero un compromiso para el gobierno y futuros gobiernos", apuntó el empresario.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación