Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sector pesquero lleva más de 10 años abandonado

Pescadores resienten que por más de 10 años el sector ha sido olvidado por el gobierno. Situación ha empeorado con el cambio climático que dificulta la recolección de mariscos.

Pescadores hundidos en las aguas del olvido

El sector pesquero del país pasa por un momento desalentador. La falta de apoyo del gobierno y el cambio climático ha llevado a los pescadores a una situación...

Pese a que la pesca ha representado una fuente de alimento y trabajo para miles de salvadoreños, proveyendo beneficios económicos a los que se dedican a esta actividad, desde hace varios años el sector se mantiene sumergido en las aguas del olvido.

Para muchos pescadores de la zona costera, varios gobiernos los han dejado naufragando en el abandono y la situación climática en este momento los está conduciendo a la quiebra.

En un recorrido realizado por la Isla Tasajera, en San Luis La Herradura, La Paz, se pudo constatar como muchas de las personas que sostienen sus hogares con la recolección de mariscos, hoy se encuentran en una difícil situación, sin encontrar producto en el agua, gastando en combustible y regresando a sus casas con las manos vacías.

“La situación no está fácil y nosotros nunca hemos tenido ayuda de nadie”, resintió Napoleón Funes, uno de los pescadores de la zona.

Según lo comentó el pescador, ya suman más de 10 años en los que el sector no logra prosperar, e igual número de años esperando que los gobiernos los tomen en cuenta.

“Nosotros no tenemos ni siquiera las condiciones para poder guardar producto cuando se logra sacar, así que hay que irlo a vender a como se pueda porque sino se arruina”, señaló don Andrés Carpio, otro de los pescadores del lugar.

Según lo manifestaron, han tocado puertas de gobiernos anteriores para ver la posibilidad de que les ayuden por lo menos con pilas especiales para poder almacenar producto, sin embargo, a la fecha no han conseguido ser escuchados.

“Tenemos más de 10 años que no se le da la importancia que merece el sector”, admitió recientemente el presidente de la Cámara Salvadoreña de la Pesca y la Acuicultura (Campac), Waldemar Arnecke.

Pero el sector pesquero además de no tener las herramientas que les permita tener un buen crecimiento, desde el año pasado el cambio climática ha venido a empeorar su situación.

El clima aleja la mercancía

Con el calentamiento que se produce en las aguas por el actual fenómeno de El Niño, y el déficit de lluvia que mantiene el territorio, la captura de mariscos se ha dificultado para los pescadores.

Mientras que años atrás podían obtener producto en las orillas del estero, hoy deben sumergirse en aguas profundas para lograr regresar a sus casas con un poco de mercancía.

Esto ha llevado a que cientos de pescadores tomen la decisión de no salir a trabajar a diario como lo hacían antes, ya que los últimos meses nada más han regresado con el mal sabor de haber gastado sin recuperar siquiera su inversión.

“La falta de lluvias está causando graves problemas. La recolección ha disminuido más de un 70 %”, indicó don Andrés Carpio.

El panorama habla por si solo en este lugar, varias embarcaciones pesqueras entre cayucos de madera y lanchas varadas a la orilla de la isla, dejan entrever que los pobladores no están saliendo a realizar sus labores.

Lo peor es que de las 380 familias que habitan en la Isla Tasajera, la mayoría sobreviven de lo que logran conseguir en el mar.

Para cada uno de estos salvadoreños, no tener producto para vender se traduce en no contar con los alimentos para saciar su hambre y la de sus familias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación