Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Secretario de OPEP apuesta por congelar producción crudo

Si la estrategia funciona, en 4 meses el cartel no descarta implementar nuevas medidas.

Exxon Mobile Baytown Complex

Las naciones miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo han mostrado su preocupación por la competencia que les genera el petróleo de esquisto de EE.UU. | Foto por DP DG**NY** CH**NY**

**FILE ** In this Nov. 21, 2007 file photo, Exxon Mobil\'s Baytown complex is shown in Baytown, Texas. Exxon Mobil Corp., the world\'s biggest oil refiner, will spend more than $1 billion in the next couple of years to increase its global production of cleaner-burning diesel by about 10 percent, the company said Tuesday, Dec. 16, 2008. Exxon Mobil, which had $37 billion in cash at the end of the third quarter, will expand production at its refineries in Baton Rouge, La., Baytown, Texas, and Antwerp, Belgium. Baytown is the largest U.S. refinery. (AP Photo/FILE)

Houston, EE.UU. - El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Abdallah Salem El-Badri, apostó por “congelar” la producción de petróleo para hacer frente a la caída acumulada de los precios del crudo. 

Salem El-Badri secundó así la estrategia de Venezuela, Qatar, Arabia Saudí y Rusia -los tres primeros miembros de la OPEP- que recientemente alcanzaron el acuerdo de congelar la producción a niveles de enero de 2016 si otros países secundan la medida. 

Irán e Iraq también se han mostrado dispuestos a abrazar la estrategia. “Este sería un primer paso”, dijo Salem El-Badri durante la conferencia energética internacional IHS Ceraweek, que anualmente se celebra en Houston (Estados Unidos). 

Según el secretario general del cartel, la estrategia debería prolongarse durante tres o cuatro meses, para evaluar entonces su efecto e implementar nuevas medidas que no concretó. “Si esto funciona, quizás en el futuro podemos acordar nuevos pasos”, dijo Salem El-Badri, quien ocupó diversos cargos en la Libia de Muamar Gadafi entre 1983 y 2006, entre ellos ministro de Petróleos y de Energía. 

El secretario general de la organización que controla el 40 % de la producción mundial se mostró esperanzado en que, con un acuerdo entre potencias, los precios vuelvan a subir en 2017, aunque reconoció que la situación es “preocupante”. 

Salem El-Badri reconoció que la colaboración de los países que no forman parte de la OPEP y, en especial, de los Estados Unidos, es necesaria. “No sé cómo vamos a convivir con el petróleo de esquisto producido en Estados Unidos”, dijo. 

El llamado petróleo de esquisto, extraído con la técnica del “fracking”, necesita un precio superior a los 60 dólares por barril para ser rentable y la estrategia inicial de la OPEP de aumentar la producción era desplazarlo del mercado. Esta estrategia tuvo como consecuencia la caída progresiva del precio en 2015 y principios de 2016 hasta los 26 dólares el barril el pasado 11 de febrero, la cifra más baja en 12 años. Más allá de desplazar del mercado al petróleo de esquisto, esta caída ha tenido serias consecuencias en las economías de países productores como Venezuela e Irán. 

De hecho, la semana pasada Venezuela, Qatar, Arabia Saudita y Rusia acordaron en Doha congelar la producción para estabilizar el precio del crudo, lo que sugiere un cambio de actitud de los saudíes, el principal valedor de la estrategia anterior. 

Salem El-Badri participó en la primera jornada de la IHS Ceraweek, una conferencia energética internacional que inauguró el presidente de México, Enrique Peña Nieto. 

Ante directivos y empresarios petroleros, Peña Nieto presentó la reforma energética como su mayor logro. -EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación