Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador, rezagado entre las economías de la región

Sus principales indicadores económicos muestran el más bajo crecimiento y el más alto nivel de deuda

El Salvador, rezagado entre las economías de la región. Foto EDH /Archivo

La economía salvadoreña no ha experimentado un crecimiento fuerte en los últimos años. Foto EDH /Archivo

El Salvador, rezagado entre las economías de la región. Foto EDH /Archivo

Centroamérica es un bloque económico en camino a la consolidación, pero no todos sus miembros crecen al mismo ritmo. 
Una pequeña muestra comparativa de sus principales indicadores expone las grandes diferencias económicas que hay en una región de apenas 522,000 kilómetros cuadrados, que comparten similares condiciones climáticas y culturales entre sí.
Mientras la economía de Panamá crecerá 6% en 2015, El Salvador apenas crecerá 2.2% , según la última proyección de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). 
Y Guatemala, un país vecino con quien se comparte mucha actividad comercial también crecerá 4%, al final del año.
Aunque Centroamérica es la región que más desarrollo económico presentará al final del año, su ritmo no es igual en todos los países, pues como lo dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena: “las economías son ahora más heterogéneas. El impacto es distinto. Son realidades muy diferentes”. 
Cuando se habla de pobreza, también hay números muy dispares. Los datos más recientes recabados por el Banco Mundial en un informe denominado “Los Olvidados: pobreza crónica en América Latina y el Caribe”, exponen que Guatemala es el país con el mayor porcentaje de pobreza. Si se combina la pobreza crónica (que llevan años en esas condiciones) junto a la movilidad descendente (que están propensos a ser pobres) muestra que el 60% de su población es pobre. 
En Costa Rica, por el contrario, apenas el 21% de su población vive en condiciones de pobreza o en riesgo de serlo. 
El Salvador está en un nivel intermedio. De acuerdo con los datos un 37% de la población es pobre o está por serlo a pesar de los diferentes programas sociales que el Gobierno impulsa para las familias de más escasos recursos. 
Otro dato que determina el desarrollo económico de un país es el nivel de inversión extranjera que pueda captar, lo que indica su atractivo comercial. 
Los datos del Consejo Monetario Centroamericano a junio de este año indican que el país más atractivo para los empresarios en estos momentos es Panamá, al que solo en lo que va del año, le han llegado $1,705.8 millones, mientras que El Salvador apenas recibió $6.3 millones. La cifra es risible si se compara con Guatemala y Honduras que aún en medio de grandes escándalos de corrupción, han logrado captar más inversión que El Salvador. 
 “Ambos países experimentan altos índices de delincuencia, narcotráfico y fuertes protestas sociales por corrupción; pero atraen más inversiones que El Salvador”, señala el Informe de Coyuntura Económica de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), del Segundo Trimestre de 2015.
El documento señala que esta caída en la inversión se ha mantenido al mínimo en los últimos tres años. 
La inseguridad, que está relacionada al accionar de las pandillas, ha sido el principal freno para muchos empresarios internacionales. 
De lo que sí es un gran receptor El Salvador es de las remesas. Al comparar las cifras regionales resulta ser Guatemala el que recibe la mayor cantidad de dinero desde el exterior. A junio de este año ese país recibió un total de $2,954 millones de remesas. Le sigue El Salvador, que a junio tenía un ingreso de $2,093 millones que representa una cantidad totalmente opuesta a lo que se recibe de inversión extranjera directa.
El más endeudado 
En la única cifra que El Salvador destaca en la región es en el de la deuda. De acuerdo con los datos del Consejo Monetario Centroamericano, la deuda en relación al PIB de El Salvador es de 62.0%, solo detrás de una deuda de 63.8% que Honduras reporta hasta mayo de este año, pero que usualmente se ha mantenido por el orden del 40% del PIB. 
El Salvador perdió un acuerdo financiero (stand-by)  con el FMI, que le suministraría liquidez inmediata.
Guatemala es el que menos endeudado está pues sus préstamos externos apenas representan el 24.4% de su Producto Interno Bruto. 

(Guatemala y Honduras) ambos países experimentan altos índices de delincuencia, narcotráfico y fuertes protestas sociales por corrupción; pero atraen más inversiones que El Salvador. Informe de Coyuntura Económica de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social, del Segundo Trimestre de 2015.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación