Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador crecería 2.5 %, abajo del promedio de Centroamérica

El Salvador será el único país de la región que crecerá abajo del 3 % en 2015, según cifras oficiales

Es recomendable que el sector privado tenga un mejor crecimiento para impulsar la economía nacional. Foto EDH/ Archivo

Es recomendable que el sector privado tenga un mejor crecimiento para impulsar la economía nacional. Foto EDH/ Archivo

Es recomendable que el sector privado tenga un mejor crecimiento para impulsar la economía nacional. Foto EDH/ Archivo

Según informes de organizaciones multilaterales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), las proyecciones de crecimiento para Centroamérica serán positivas, aunque El Salvador tenderá a crecer menos que sus pares del Istmo.

Esta conclusión se debe, primordialmente, a que la región estará supuesta a crecer por arriba del promedio de Latinoamérica y el Caribe. De acuerdo con el BID, la región crecerá 4 % para 2015; sin embargo, El Salvador posee una proyección de crecimiento del 2.5 % para este año.

Más preocupante, para nuestro país, es que vecinos como Guatemala y Nicaragua tuvieron un crecimiento del 4 % y 4.7% del Producto Interno Bruto (PIB), respectivamente en 2014 y proyectan crecimiento similar para este año.

En gran parte, este crecimiento favorable es debido a factores externos, como la recuperación económica de Estados Unidos y la caída del precio del petróleo que, para países importadores como Centroamérica, han tenido un impacto sustancial en su crecimiento.

Según Luis Alberto Moreno, presidente del BID, los países centroamericanos deben aprovechar estas circunstancias para fortalecer su posición fiscal, aumentar ingresos, reducir gastos y garantizar una adecuada inversión social.

Por otra parte, los precios del petróleo generaron una oportunidad para transformar los subsidios de energía y transitar hacia una matriz energética más diversificada, "estas circunstancias crean una oportunidad única para sentar las bases de un periodo de expansión mucho más arraigado en una transformación productiva que beneficie a mayorías más amplias de sus poblaciones", agregó.

No obstante, es preocupante ver que, aunque el país tendrá un crecimiento para 2015, será por debajo del promedio de la región y, por ende, uno de los más bajos de Centroamérica. Al analizar el rendimiento de otros países podemos ver que El Salvador ha tenido un fuerte letargo en su desempeño económico.

En gran medida debido al creciente déficit fiscal, generado por el gasto del Estado y la continua deuda pública que, interanualmente, se ha mantenido en un ritmo de aumento constante. En su informe de coyuntura económica del último trimestre de 2014, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) recomendó que una de las medidas imprescindibles que el Gobierno debe tomar es aplicar una política de ahorro.

Pero las finanzas públicas no son el único indicador en donde El Salvador se ha visto rezagado en los últimos años. Uno de los indicadores más preocupantes fueron las exportaciones al cierre del año pasado, aunque en los últimos meses estas han visto un repunte debido al buen comportamiento del comercio exterior.

El cierre de 2014 vio una baja del 4 % en exportaciones en comparación a 2013, esto equivale a 75 millones de dólares menos; en gran parte esto fue debido a problemas internos del país, a los cuáles no se les ha buscado una solución contundente. Principalmente la inseguridad, violencia, falta de incentivos para invertir, caída en los índices de competitividad y experimentar nulo crecimiento en la economía local fueron algunos de los motivos por los que disminuyó dicho indicador.

De igual forma, la Fundación estipuló que sectores como el cafetalero se vieron afectados, indicando que "las ventas al exterior de café registraron un valor significativamente inferior, sobre todo por una marcada caída en el volumen exportado de 58 %".

Empero, se experimentaron otros obstáculo que vinieron a frenar el movimiento de contenedores como fue el mecanismo de pagos por servicios por rayos x que, en su momento, generó tráfico en el paso aduanero.

De acuerdo con estadísticas presentadas por la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), de 3,100 empresas exportadores registradas en 2014, alrededor de 1,618 no exportaron, es decir el 52 % del sector exportador. No solo eso, también un estimado de 1,323 empresas llevan dos años sin poder vender productos en el mercado internacional.

Para generalizar más el problema, en el informe de Fusades se establece que "en 2014 el desempeño de la mayoría de indicadores económicos es inferior que el de 2013". Adicional a las exportaciones, Fusades asevera que una de las principales problemáticas ha sido la creación del empleo formal.

Generación de empleo a continúa a la baja

El año pasado la creación de empleo formal fue de 27,000 promedio por año, frente a un crecimiento de la población económicamente activa de 60,000. Esto significa que hay más personas económicamente activas que empleos formales en el país. No solo esto, al observar el número de cotizantes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) se puede ver que este aumentó en 1.4 %, es decir, 8,656 cotizantes hasta noviembre del año pasado.

Esto también ha venido a afectar otros ámbitos de la economía nacional, entre ellos el poder de compra de la población. Fusades indica que uno de los problemas es que la economía crece a un ritmo lento, sin embargo, el costo de la vida ha ido incrementando.

También detalla que "según cifras oficiales, en los últimos cinco años el poder de compra se redujo 8.7 %,y el Producto Interno Bruto (PIB) per capita creció en promedio 1.2 % por año".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación