Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador crecerá por debajo del promedio de A.L.

La nación se encuentra entre los países que tendrán menos crecimiento en los próximos años

La proyección de crecimiento de El Salvador hasta 2016 posiciona al país entre aquellos que crecerán menos en toda la región. Foto edh /archivo

La proyección de crecimiento de El Salvador hasta 2016 posiciona al país entre aquellos que crecerán menos en toda la región. Foto edh /archivo

La proyección de crecimiento de El Salvador hasta 2016 posiciona al país entre aquellos que crecerán menos en toda la región. Foto edh /archivo

Según cifras del Banco Mundial, para 2014 se proyecta un crecimiento de 2.1 % para El Salvador, lo que posiciona al país entre los que menor crecimiento tendrán. La preocupación se encuentra en que las cifras proyectadas para 2015 y 2016 reportan crecimientos de 2.6 % y 2.8 %, respectivamente.

Aun con un crecimiento mayor al 2 % en los próximos años, El Salvador se sigue retrasando ante otras regiones que verán cómo su PIB crece 4.5 %. Aún más preocupante es ver que el crecimiento de El Salvador se encuentra por debajo del crecimiento promedio de Latinoamérica.

La perspectiva de crecimiento de Latinoamérica y el Caribe es de 1.9 % para 2014, 2.9 % en 2015 y 3.5 % en 2016. Por otra parte, la proyección para el Istmo centroamericano también presenta que nuestro país crecerá menos que el promedio calculado.

De acuerdo con los datos del Banco Mundial, Centroamérica crecerá 2.6 % en 2014, 3.6 % en 2015 y 4.0 % en 2016.

La perspectiva latinoamericana

Según el informe "Perspectivas económicas mundiales", publicado por el Banco Mundial, "el crecimiento se mantuvo más bien inalterado en América Latina y el Caribe en 2013 gracias a la estabilización o caída de los precios de los productos básicos, la desaceleración sostenida en China, la baja en el crecimiento del PIB de los Estados Unidos en el primer trimestre y los problemas internos".

Desde el año pasado, se ha experimentado un debilitamiento regional que ha afectado las exportaciones de bienes en varios países. Sin embargo, resultados magros observados en el primer trimestre demuestran que la actividad industrial a principios de 2014 podría traer un repunte en el crecimiento regional.

No obstante, la depreciación de varias monedas regionales después del anuncio de Estados Unidos de reducir el Plan de Estímulo en 2013 ha continuado hasta este año, resultando en que las monedas clave se han mantenido por debajo de sus valores desde abril del 2013.

Entre los aspectos positivos de Latinoamérica está el aumento de flujos brutos de capital hacia el Istmo, especialmente hacia los mercados de bonos internos.

El informe reitera que "aunque la inflación importada a través de la depreciación de los tipos de cambio todavía es mayormente baja en toda la región, también ha aumentado en un grupo de países".

Rumbo al crecimiento

La recuperación percibida por lo países avanzados fomentará progresivamente las exportaciones de Latinoamérica, así como también el aumento de los ingresos por concepto de turismo y de remesas hacia varios países.

En cuanto a la depreciación de las monedas locales, esto logrará que los países puedan obtener una mayor participación en el mercado a medida que se acelera el crecimiento del comercio mundial.

También se espera que los flujos de capital disminuyan mientras continúen las restricciones monetarias en Estados Unidos, pero esperan estos reanuden su crecimiento entre 2015 y 2016.

Con esto —explica el Banco— se impulsará la demanda interna, especialmente las inversiones en capital fijo en toda la región. El organismo ahonda en esto, menciona que junto con el crecimiento sostenido y sólido de la inversión a lo largo del Pacífico sudamericano, aumentaría el crecimiento regional a mediano plazo.

El informe concluye que "más que una desaceleración cíclica, la principal preocupación para la región es que el crecimiento reducido a largo plazo se convierta en la nueva normalidad".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación